Redacción BLes– La violencia de los manifestantes contra la policía ha alcanzado niveles de epidemia mayores que la propia enfermedad mortal, advirtió un líder religioso.

Earl Walker Jackson Sr. declaró que el Black Lives Matter es un virus “cultural, espiritual y psicológico” con consecuencias mucho peores que el virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

“Black Lives Matter es peor que el COVID (Virus del PCCh)”, dijo el obispo ordenado en su programa de podcast “The Awakening”. “El COVID es un problema médico y un problema de enfermedad que va a seguir su curso [pero] creo que Black Lives Matter podría infectar tanto la cultura de nuestro país, y dividirnos tanto racialmente que podría llevarnos una generación deshacer el daño”.

Jackson quiere saber exactamente cómo la cofundadora del movimiento amasó más de un millón de dólares de riqueza personal, especialmente desde que comenzó a llamarse a sí misma “marxista entrenada.”

“Todo este dinero que Patrisse Cullors consiguió, ¿cuánto de ese dinero se canaliza hacia sus arcas a través de la China comunista?”, dijo. “¿Es realmente una operadora ‘comprada y pagada’ por los chinos comunistas?”

El obispo también quiere saber exactamente quién entrenó a Cullors y a todos los que ayudaron a establecer Black Lives Matter, porque la posible colusión del PCCh podría presentar graves riesgos de seguridad.

“¿Entrenados por quién, quién los entrenó, [y] de dónde salió el dinero para entrenarlos?”, dijo. “Creo, amigos, que estas son preguntas serias que deben hacerse en interés de la seguridad nacional estadounidense”.

Le recomendamos: «¿Estás listo para MANCHARTE las MANOS con SANGRE?» – Activista de BLM llama a una REVOLUCIÓN VIOLEN

Ad will display in 09 seconds

Jackson cree que la admisión abierta de Cullors de que sigue la ideología política de Karl Marx y Friedrich Engels debería ser ya suficiente para justificar una investigación de la Agencia de Seguridad Nacional, la CIA y el FBI.

“Cualquiera que se proclame marxista o comunista es una amenaza para nuestra seguridad nacional, porque plantea la cuestión de si tiene una mayor fidelidad o lealtad a la que es ahora la cabeza del movimiento comunista en el mundo, que es China”, dijo. “Tienen una mayor lealtad a ellos que a Estados Unidos y, por lo tanto, se convierten en una amenaza para la seguridad nacional; lo digo muy en serio”.

También cree que las fuerzas del orden locales deberían tomar medidas para impedir que los activistas fomenten el “deshonor y la falta de respeto” hacia la policía.

“Está socavando cualquier sensación de confianza en nuestros agentes de policía y en que hagan su trabajo”, dijo. “Están abandonando los departamentos de policía en masa, y les está resultando muy difícil encontrar sustitutos”.

“El [Departamento de Policía] de Nueva York está en crisis por esto, creo que tienen un aumento del 75 por ciento en el número de ofertas de policía que renunciaron o se retiraron el año pasado. Esto está ocurriendo en todo el país [y] hay un aumento de la delincuencia”, añadió.

Sugirió que una solución rápida y eficaz es detener y penalizar a los manifestantes anarquistas extremos.

“Tenemos un virus cultural, espiritual y psicológico que se extiende por todo el país y que, en mi opinión, causará a largo plazo mucho más daño que el COVID si no lo controlamos y no lo detenemos”, dijo. “Hará un daño inmenso a nuestro país [y,] francamente, ya está haciendo un daño inmenso a nuestro país porque está socavando nuestro sentido de confianza en los demás, está socavando cualquier sentido de unidad nacional”.

Richard Szabo – BLes.com