El expresidente Bill Clinton, uno de los oradores presentes en la Convención Nacional Demócrata celebrada el día de ayer en Milwaukee, Wisconsin, actualmente se enfrenta a una serie de acusaciones de agresión sexual que cobran relevancia luego de que varios informes lo involucran en los viajes del pedófilo Epstein hacia su isla privada donde se celebraban fiestas sexuales. 

La presentación de Clinton en el evento del Partido Demócrata del martes por la noche se llevó a cabo luego de que fueran reveladas una serie de fotos comprometedoras en donde se ve al expresidente recibiendo un masaje de una de las adolescentes que habría sido víctima del fallecido Epstein.

Los vínculos entre el expresidente y el magnate pedófilo se han vuelto un tema de interés luego de que Ghislaine Maxwell, amante y socia de Epstein fuera capturada en New Hampshire y luego detenida en el Centro Metropolitano de Brooklyn en Nueva York sin derecho a fianza.

Clinton ha sido señalado de acosar sexualmente a Paula Jones, de haber violado a Juanita Broaddrick, agredir sexualmente a Kathleen Willey y de haber cometido abuso sexual repetidamente contra Leslie Millwee, acorde a lo informado por Daily Caller.

Monica Lewinsky

Durante su presidencia, Clinton recibió acusaciones de parte de los senadores republicanos de la Cámara de Representantes por dar declaraciones falsas a los investigadores federales sobre la relación que habría tenido con Monica Lewinsky cuando era pasante de la Casa Blanca y era 27 años menor que Clinton.

No obstante, finalmente fue absuelto por el Senado y terminó su presidencia en el 2001. En cuanto a Lewinsky, en entrevista con la revista Vanity Fair, declaró que su relación con Clinton era consensuada y no un caso de agresión sexual, aunque también cree que constituyó “un grave abuso de poder”.

Paula Jones

Durante una entrevista con el presentador de Fox News Sean Hannity, la exempleada del estado de Arkansas, Paula Jones reveló que fue acosada sexualmente por Clinton en el año 1991 en medio de una conferencia gubernamental sobre la gestión de calidad.

De acuerdo con su testimonio, un policía estatal se acercó a ella y le dijo que el entonces gobernador Clinton quería conocerla, según detalló, el oficial la acompañó hasta la habitación del hotel donde él se alojaba.

En el año 1994 Jones hizo públicas sus acusaciones para luego instaurar una demanda. Pese a que Clinton negó los hechos terminó pagando 850 mil dólares a Jones como parte del acuerdo de la demanda, con lo cual concluyó un proceso legal que se mantuvo por cuatro años.

Juanita Broaddrick

En declaraciones al Washington Post, Broaddrick acusó a Clinton de haberla violado y dijo que lo conoció en 1.978 cuando él tenía 31 años y ella trabajaba para su campaña mientras ocupaba un cargo como fiscal de Arkansas.

Broderick aseguró que lo conoció cuando tenía 35 años en un momento en el que se detuvo en un asilo de ancianos del que era propietario en Van Buren en Fort Smith. Ambos sostuvieron una conversación y él la invitó inicialmente a su oficina de campaña.

Después cambió el lugar de encuentro por la cafetería de su hotel y bajo el argumento de que había demasiados reporteros en el vestíbulo le preguntó si podían tomar un café en su habitación, estando allí Clinton abusó sexualmente de Broaddrick.

Kathleen Willey

La exvoluntaria de la Casa Blanca, Kathleen Willey denunció a Clinton por acosarla sexualmente en la Oficina Oval en 1.993. Ella alegó tener una amistad con él y a raíz de ello le pidió un ascenso laboral después de confesarle las dificultades financieras de su esposo.

Willey aseguró que Clinton le sugirió con simpatía que hablaran de ello en privado en la Oficina Oval en donde finalmente la habría abusado. “Mi mente estaba corriendo y pensé: ‘¿Debería abofetearlo? ¿O debería darle una patada? ¿O darle un rodillazo?, aseguró la exempleada de la Casa Blanca al presentador Sean Hannity.

Clinton negó las acusaciones de Willey argumentando que sólo llegó a abrazarla y besar su frente. 

Leslie Millwee

La exreportera alegó que en en 1.980 fue abusada en distintas ocasiones por Clinton, ella aseguró que mientras trabajaba en una estación de Arkansas ocurrieron los hechos una vez que se le acercó por detrás y comenzó a tocarla de manera abusiva pese a que ella le pidió que se detuviera.

En otro incidente al que Millwee se refirió como ‘la gota que rebosó el vaso’, Clinton llegó hasta su departamento y la llamó a la puerta diciendo, “sé que estás en casa. Por favor, abre la puerta”. Aunque le dijo a su abuela que estaba saliendo con él por temor, finalmente no abrió, según detalló a Breitbart News en octubre del 2016.

César Múnera-BLes.com