Redacción BLesFotos reveladas recientemente evidencian que el expresidente estadounidense, Bill Clinton, alojó como huéspedes de honor a los reconocidos pedófilos Jeffrey Epstein y Grislaine Maxwell, en la Casa Blanca en 1993, año de iniciación de sus dos mandatos consecutivos.

Al parecer el motivo de la invitación fue una supuesta donación de dinero efectuada por el también multimillonario Epstein, para pagar reformas del Despacho Oval, reseña el New York Post del 25 de abril. 

Las fotos descubiertas por el medio The Sun amplían al menos en nueve años el tiempo de la relación de Clinton con los pedófilos, dado que las primeras fotos los vinculaban desde el año 2002, fecha en la que aparece este último en el avión privado de Epstein.

Izda: El expresidente estadounidense, Bill Clinton. Centro: El pedófilo Jeffrey Epstein. Dcha.: La pedófila Ghislaine Maxwell, en la Casa Blanca en septiembre de 1993. (Crédito: Biblioteca Presidencial William J. Clinton).

Epstein poseía el avión conocido como el ‘Lolita Express’, en el que solían viajar a su isla privada ubicada en el Mar Caribe con prestigiosas personalidades de todo el mundo, al parecer a cometer toda clase de abusos sexuales con niñas menores de edad.

A pesar de que Clinton negó haber viajado a la isla de Epstein, la bitácora de vuelo registra que habría sido pasajero del ‘lolita express’ al menos 27 veces. 

Adicionalmente, la acusadora de los abusos y violaciones de Epstein, Virginia Giuffre, cuando era menor, relató haber estado en la isla al mismo tiempo que el expresidente.

Giuffre también acusó a sus abusadores de haberla obligado a sostener relaciones sexuales con el príncipe Andrés, de la Casa Real Británica. El mismo multimillonario Bill Gates habría visitado la isla muchas veces. 

Por otro lado, Clinton habría visitado a Epstein en algunas de sus mansiones ubicadas en Florida y Nueva York, inclusive en una de ellas aparece en un cuadro usando un comprometedor traje de mujer. 

Ampliación del cuadro del expresidente Bill Clinton, tomado del tuit de @j_arthur_bloom

Los escandalosos abusos de la pareja Epstein-Maxwell ya eran conocidos a principio de la década del 2000, cuando Epstein fue juzgado por esos delitos, en un polémico proceso que al parecer resultó laxo y no ajustado a la ley en algunos aspectos. 

Le recomendamos: Arzobispo Viganò demoledor contra el Papa Franciso

Ad will display in 09 seconds

En esa ocasión evitó una posible sentencia de cadena perpetua y en lugar de eso fue sentenciado a 13 meses en prisión. El acuerdo también requería que llegara a pactos financieros con decenas de sus víctimas adolescentes, y a registrarse como agresor sexual.

Tras ser detenido de nuevo en julio de 2019, apareció muerto en su celda mientras esperaba el juicio, al parecer víctima de suicidio, versión que fue controvertida por algunos especialistas en la materia.

Al año siguiente fue detenida Maxwell quien no solo manejaba las finanzas de Epstein y administraba sus propiedades; sino que incluso conducía su helicóptero. 

La examante del financiero, acusada de reclutar a menores de edad que se convertían en sus víctimas sexuales también las instruía en maneras de complacerlo, llegando incluso ella misma a estar involucrada en el abuso, según el Daily Mail.   

Maxwell, de 59 años, ha estado detenida en una cárcel de Brooklyn desde su arresto en julio pasado y en las últimas semanas fue nuevamente noticia tras probar con nuevas estrategias legales, salir de la cárcel bajo fianza.

Ghislaine Maxwell realizó su tercer intento de quedar en libertad. Según una presentación judicial realizada a finales de febrero, para poder lograrlo tendría que  renunciar a sus ciudadanías británica y francesa.

Un juez federal ha rechazado previamente dos intentos de fianza presentados por los abogados de Maxwell, incluida una propuesta de liberación de fianza de 28,5 millones de dólares presentada en diciembre de 2020, reportó AP News.

José Hermosa – BLes.com