Redacción BLesEl presidente estadounidense, Joe Biden, tiene la intención de presentarse como candidato a las elecciones presidenciales del 2024, de acuerdo con las declaraciones de la secretaría de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. 

Psaki respondió a las preguntas de los periodistas durante el viaje en el Air Force One, en el que se dirigían hacia el Fort Bragg, en Carolina del Norte, para participar de una celebración de Día de Acción de Gracias, de acuerdo con el New York Post del 22 de noviembre. 

“Lo está haciendo, esa es su intención”, fue la breve respuesta de Psaki ante la pregunta de si era cierto que Biden estaba diciendo a sus aliados que se presentaría a la reelección del 2024. 

Esta posible postulación genera inquietud entre los demócratas, tal como lo hace notar uno de los asesores que trabajó con Biden durante la campaña anterior. 

“Pero si el índice de aprobación de Biden se mantiene donde está, si tenemos un ciclo de mitad de mandato difícil, si no puede cumplir con toda su agenda, ¿se le sigue considerando el candidato más elegible?”, expresó el asesor citado por The Hill. 

De hecho, no solo los índices de aprobación de Biden son muy bajos, sino que varios aspectos más de su gestión ante la Casa Blanca no han resultado satisfactorios para los electores. 

En este sentido, los resultados de dos encuestas realizadas a principios de este mes señalan que tan solamente el 38% de los votantes aprueban el desempeño de Biden como presidente, y entre el 53% y el 57% la desaprueban. 

Asimismo, la avanzada edad es otro de los factores a considerar, dado que Biden cumplió 79 años el fin de semana se convirtió en el presidente de mayor edad, y tendría 82 años al momento de asumir un segundo periodo. 

En este contexto, el autor Steven Nelson enumera otros aspectos que podrían resultar adversos a la reelección de Biden.  

Se “albergan dudas sobre su estado físico, en medio de crisis como la mayor inflación en 31 años, la mayor tasa de inmigración ilegal desde los años 80, la desordenada salida de Estados Unidos de Afganistán y el resurgimiento de los casos de COVID-19”, escribió Nelson. 

En un examen médico reciente su médico, el Dr. Kevin O’Connor, dijo que la artritis de la columna vertebral haría que “la marcha del Presidente parezca ser perceptiblemente más rígida y menos fluida” y que su tos al hablar parece estar “aumentando [en] frecuencia y severidad”.

Por otro lado, la intención de buscar la reelección impide manifestarse a otros demócratas, posiblemente elegibles. En cuanto a la posible sucesión de la vicepresidente, Kamala Harris, esta también genera dudas. 

Los resultados de una encuesta reciente de USA Today y la Universidad de Suffolk revelaron que la aprobación de Harris en el cargo era del 28%. Así, las miradas se dirigen hacia el secretario de Transporte, Pete Buttigieg, como otro posible sucesor de Biden. 

Por su parte, el expresidente, Donald Trump, se ha mantenido activo en la organización de su posible postulación para el 2024, aunque no la ha confirmado. 

De acuerdo con datos de Propublica, al menos 8.500 militantes seguidores de Trump se han hecho con posiciones de poder, con la ayuda del exasesor Steve Bannon. Asimismo, los recientes triunfos electorales de su partido son fuertes indicadores en su favor. 

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.