En plena tensión por la guerra en Ucrania y el gran peso de EEUU en la OTAN, el presidente Joe Biden vuelve a poner en duda sus capacidades, pues confundió a la primera dama, luego a sí mismo y finalmente olvidó el nombre de su embajador ante la ONU, todo en pocos minutos de la misma intervención.

Los tropiezos, físicos y verbales, de Joe Biden, son cada vez más frecuentes. El presidente más anciano de la historia de Estados Unidos confundió a la primera mujer vicepresidente que tiene el país, Kamala Harris, con su esposa, al llamarla primera dama.

“Ha habido un pequeño cambio en la disposición de quien está en el escenario debido a que el esposo de la primera dama contrajo COVID”, dijo Biden.

El esposo de la primera dama sería él, el presidente. Pero no, no se refería a sí mismo sino al esposo de la vicepresidente. En el video se puede escuchar la voz de una mujer que lo corrige. A pesar de la corrección, Biden volvió a equivocarse y se refirió al esposo de Kamala Harris como el «primer caballero». Eso correspondería si Harris fuese la presidente del país. Pero tampoco es así, es Biden.

Biden ya se ha referido antes a Kamala Harris como presidente

No sería la primera vez, ni la segunda, que Biden se refiere a Kamala Harris como presidente de la nación.

“La semana pasada, la presidente Harris y yo estuvimos en el Capitolio de los Estados Unidos”, dijo Biden en enero de 2022.

También a finales de diciembre de 2020, cuando aún no había asumido la dupla demócrata el poder, Biden también la llamó «presidente Harris» durante un discurso de graduación en la Universidad Estatal de Carolina del Sur.

“… La presidente Harris, que es una orgullosa alumna de Howard, podría tener algo que decir sobre el estado de Delaware”, expresó durante su discurso.

En el reciente episodio se puede ver a la primera dama, Jill Biden, encoger sus hombros ante el error de su esposo.

Alguien del entorno de Biden aparece para corregir al presidente, provocando la risa de los asistentes.

Lo que quiso relatar Biden es que el esposo de Kamala Harris, Doug Emhoff, a quien ella ha besado públicamente a través de la mascarilla para demostrar su adhesión a las normas sanitarias, dio positivo por coronavirus.

Joe Biden, que pasó el día anterior con él, dio negativo, al igual que la vicepresidente.

¿Tiene Biden la capacidad de asistir a reuniones de la OTAN?

Frente a esto han surgido críticas respecto a cómo un hombre que a menudo no sabe ni quién tiene adelante puede estar al mando del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, más ante la creciente tensión por la invasión rusa a Ucrania. Cómo puede en esas condiciones representar a los EE. UU. en una reunión de la OTAN, si ni siquiera recuerda el nombre de su delegado en la ONU.

El Consejo de Seguridad Nacional y el «ala este», a cargo de los asuntos de la primera dama, están en comunicación para evaluar la posibilidad de enviar a Jill Biden al este de Europa para enfrentar, de la mano de su homóloga polaca, la crisis humanitaria que atraviesa Ucrania.

Según explica el historiador presidencial David Pietruza, podría ser problemático que Jill Biden supere en importancia a su esposo, más considerando el poco respaldo a su liderazgo durante la guerra entre Rusia y Ucrania que terminó de deteriorar su nivel de aprobación. «Solo alimentaría más las discusiones sobre las supuestas limitaciones de su esposo», explicó Pietrusza.

«Antes de Eleanor Roosevelt, las primeras damas eran vistas pero no escuchadas. Aunque Eleanor viajaba a las minas de carbón, no viajó a Teherán o Yalta en lugar de FDR», agregó refiriéndose al difunto presidente Franklin Delano Roosevelt.

ill Biden probablemente eclipsaría a su esposo porque la gente tiende a preferirla a ella y a sus predecesoras sobre sus cónyuges, según el historiador de las primeras damas, Andrew Och. Y para Och, «la mecha ya se ha encendido» con respecto a la conjetura sobre la aptitud física y mental de Joe Biden, por lo que su personal «solo tiene que solucionar eso».

“Solo tiene que seguir transmitiendo el mensaje a casa de que el presidente Biden toma todas sus decisiones y consulta con su esposa, como siempre lo hace, porque ella es una gran asesora y una gran caja de resonancia, o como quieran hacerlo”, continuó.

De todos modos, un viaje de la primera dama a Europa del este es «una idea excelente», sostuvo Och, particularmente si el ala oeste puede usar la publicidad para subrayar la empatía de la Casa Blanca por los refugiados ucranianos, a pesar de que la política limita la intervención directa de Estados Unidos en el conflicto. Lo cual podría ser favorable para la dupla Biden-Harris. Según RealClearPolitics, la aprobación de Biden tiene un índice desfavorable de 10 puntos porcentuales, mientras que Harris tiene una calificación negativa neta de 13 puntos.

En cuanto a la capacidad cognitiva de Biden, el exmédico de la Casa Blanca y ahora legislador, Ronny Jackson, insiste en examinar al mandatario para determinar su facultad para gobernar. Ya que en menos de 15 minutos Biden confundió a la primera dama con la vicepresidente, luego a sí mismo con el esposo de la vicepresidente y finalmente titubeó al momento de mencionar a su embajador ante la ONU.

Jackson ha encabezado una iniciativa impulsada por legisladores republicanos para exigir un examen cognitivo para corroborar la capacidad mental de Biden.

El legislador se hizo eco de las palabras del expresidente Donald Trump, quien en un evento reciente dijo que Biden perdió la cabeza e incluso pidió su dimisión.

Mientras la guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 21, tras la orden de invasión por parte de Vladímir Putin el pasado 24 de febrero, crecen las críticas contra Joe Biden, quien se espera lidere los esfuerzos para reinstaurar la paz mundial.

Por Mamela Fiallo Flor – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.