Redacción BLes– El presidente Joe Biden reafirmó que no tiene planes de enviar fuerzas estadounidenses a Haití por el momento, después de que su líder interino pidiera el despliegue de tropas estadounidenses para ayudar a proteger la infraestructura del país en medio de las turbulencias tras el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise.

“La idea de enviar fuerzas estadounidenses a Haití no está en la agenda en este momento”, dijo Biden en una conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana Angela Merkel el jueves 15 de julio, informó la CNBC.

Pero Biden dijo que sólo enviará marines estadounidenses a la embajada de Estados Unidos “para asegurarse de que están seguros y de que nada está fuera de lugar”.

El gobierno interino de Haití envió la semana pasada cartas tanto a Estados Unidos como a la oficina de Naciones Unidas, solicitándoles el despliegue de tropas para ayudar a restablecer la seguridad y proteger infraestructuras clave en toda la nación caribeña tras el asesinato del presidente Moise.

El gobierno de Biden rechazó la petición, diciendo que no hay ningún plan para proporcionar asistencia militar estadounidense en este momento, pero dijo que enviaría a altos funcionarios del FBI y de Seguridad Nacional para ayudar a investigar el asesinato.

Le recomendamos: “Que me maten en la calle porque a casa no tiene sentido volver”: disidente cubano [4]

Ad will display in 09 seconds

“Estados Unidos sigue comprometido y en estrechas consultas con nuestros socios haitianos e internacionales para apoyar al pueblo haitiano tras el asesinato del presidente”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

En una respuesta de las Naciones Unidas, José Luis Díaz, portavoz del Departamento de Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz de la ONU, dijo que “el envío de tropas en cualquier circunstancia sería una cuestión que debería decidir el Consejo de Seguridad”.

The Associated Press citó al ministro de elecciones de Haití, Mathias Pierre, diciendo el jueves que cree que la solicitud de tropas estadounidenses sigue siendo relevante, señalando que Haití necesita un entorno seguro para las próximas elecciones en 120 días.

“Esto no es una puerta cerrada. La evolución de la situación determinará el resultado. Mientras tanto, el gobierno está haciendo todo lo posible para estabilizar el país, volver a un entorno normal y organizar las elecciones, al tiempo que intenta llegar a un acuerdo político con la mayoría de los partidos políticos”, dijo Pierre. Haití se sumió en el caos después de que el presidente Moise fuera asesinado a tiros en su casa de Puerto Príncipe la semana pasada por un grupo de pistoleros, lo que aviva aún más el malestar en el país, ya asolado por la violencia de las bandas y las protestas contra el gobierno cada vez más autoritario del difunto presidente, según la CNBC.

Dan Knight – BLes.com