Redacción BLesEl presidente Joe Biden durante un encuentro con periodistas el lunes en la Casa Blanca, instó a los gobernadores, alcaldes y otros funcionarios a mantener o restablecer la política obligación de uso de mascarillas al mismo tiempo que llamó a detener las reaperturas generales que tanto tardaron en llegar en algunos estados.

“Reitero mi llamado para que todos los gobernadores, alcaldes y líderes locales mantengan y restablezcan la obligación de uso de mascarillas. Por favor, esto no es política. Restablezca el mandato si lo canceló”, dijo Biden en un evento en Washington DC.

Más tarde, también se le preguntó si algunos estados que habían comenzado a reabrir sus actividades y economías, deberían detener los esfuerzos, Biden respondió sin dar más explicaciones al respecto: “Sí”. 

Paulatinamente más y más estados de EE. UU. han eliminado durante las últimas semanas las restricciones impuestas con base en los efectos del virus del PCCh (Partido Comunista de China), incluyendo el uso obligatorio del tapabocas. Hasta hoy son casi 20 los estados que han eliminado la obligación de su uso.

El domingo, Texas Greg Abbott, gobernador de Texas, uno de los últimos en rescindir la obligación del uso de mascarillas escribió en Twitter que a pesar de relajar los controles: “la tasa de positividad de Covid en los últimos días a un nuevo mínimo registrado: 4,95 por ciento. Las hospitalizaciones se redujeron a un mínimo de 6 meses”.

Hace unas tres semanas, Abbott anunció que el estado levantaría su obligación de uso de mascarillas y reabriría los negocios y toda actividad económica. Siguiendo la orden de Abbott, los medios de comunicación hegemónicos y políticos demócratas pronosticaron que Texas sería conducido a una catástrofe de salud, que por ahora, según los datos parece no materializarse.

Le recomendamos:

 

Mississippi también fue otro de los estados en eliminar en el mismo período restricciones contra el virus PCCh. Y según los datos reportados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Mississippi tiene un promedio de alrededor de 250 casos diarios, lo que representa una disminución con respecto al mes anterior de alrededor de 520.

Lo que pone en evidencia una vez más que las restricciones absolutas sólo sirven para promover el pánico en la sociedad para lograr un mayor control social y quebrar las empresas para destruir el sistema productivo y la economía, pero en absoluto sirve para controlar el virus y la transmisión del mismo.

Los comentarios de Biden sobre el uso de las mascarillas se da justo después que se publicara que una serie de estudios de investigación revisados por expertos, que señala que los compuestos químicos ftalatos, presente en mascarillas desechables y plásticos, influyen en la malformación de los genitales, en la disminución de las tasas de fertilidad y en la pérdida de masculinidad de los jóvenes.

Estos resultados indican “cómo nuestro mundo moderno está amenazando el recuento de espermatozoides, alterando el desarrollo reproductivo masculino y femenino, y poniendo en peligro el futuro de la raza humana”, advirtió la doctora Shanna Swan, según Sky News del 24 de marzo. 

Andrés Vacca – BLes.com