Redacción BLesEl senador republicano Ted Cruz, en un discurso en el Senado el martes, encendió una alarma al advertir que las políticas del presidente Joe Biden están “abrazando” al régimen comunista chino. 

Si bien el presidente Biden no se expresó abiertamente sobre sus intenciones respecto a la relación que pretende mantener con el régimen chino, luego de una declarada “guerra comercial” durante la administración Trump en el 2020, algunas de las medidas implementadas y su ideología en común, dan señales de que el plan de Biden y su equipo es mejorar el trato con China y ceder ante sus pretensiones avasallantes.

“Hasta ahora, cada acción, cada nominación que hemos visto de la naciente administración Biden, en lo que respecta a China, ha disminuido el control, ha disminuido las sanciones, ha disminuido la presión sobre la China comunista”, dijo Cruz en un discurso durante una reunión del Senado el martes.

“Estamos viendo un abrazo constante y sistemático de la China comunista, y eso es peligroso. Eso es peligroso para nuestra nación. Es temeroso”.

Además, Ted Cruz se opuso firmemente a la elección del presidente Joe Biden de Gina Raimondo como secretaria de Comercio de los Estados Unidos, quien según el senador se ha sumado a la “prisa por abrazar a los peores elementos del Partido Comunista Chino (PCCh)”.

El medio de noticias Forbes, publicó un extracto del discurso de Cruz en su cuenta de Twitter, justamente cuando rechaza la nominación de Raimondo como secretaria de Comercio:

“@TedCruz dice que se opone a la nominación de la gobernadora Gina Raimondo para secretaria de Comercio, afirmando que “cada nominación” de Biden “en lo que concierne a China, ha disminuido el escrutinio, ha disminuido las sanciones, ha disminuido la presión sobre la China comunista”, publicó Forbes en su mensaje.

 Le recomendamos:

Raimondo será responsable de promover el crecimiento económico de la nación a nivel nacional y en el extranjero. Su trato con el régimen chino definirá en gran parte las relaciones económicas entre ambos países y sus implicancias en la sociedad estadounidense serán notables. 

Durante el último año, el Departamento de Comercio de la administración Trump, mantuvo una fuerte distancia y no se dejó doblegar por las presiones ejercidas por el régimen comunista y su poder económico. 

Uno de los puntos centrales, que provocó fuertes tensiones, es lo que respecta a la industria de las telecomunicaciones. Durante los últimos dos años, el Departamento de Comercio colocó a Huawei y aproximadamente a 150 de sus afiliadas en la lista de sanciones en un intento por eliminar a la empresa de tecnología y software estadounidenses críticos.

La Comisión Federal de Comunicaciones designó oficialmente a Huawei como una amenaza para la seguridad nacional en junio pasado.

Raimondo, se ha negado a aclarar si mantendrá la restricción comercial sobre el gigante chino de telecomunicaciones Huawei, que Cruz describió como una “agencia de espionaje del Partido Comunista Chino”

Mientras Biden continúa con su enfoque “tibio” frente al régimen comunista, éste no descansa y los funcionarios chinos han intensificado su retórica, presentando demandas contra Estados Unidos en temas como el comercio, Taiwán, Hong Kong y los derechos humanos como condiciones previas para relaciones diplomáticas “saludables”.

Andrés Vacca– BLes.com