Estados Unidos prepara otro paquete de armas por un valor de 800 millones de dólares para Ucrania. De aprobarse, se le habrían mandado 3.400 millones de dólares en armas y otras ayudas.

Según reveló NBC y la CNN, Joe Biden está preparando otro paquete de asistencia militar por 800 millones de dólares para Ucrania, que no estaba previsto en el presupuesto de ayuda al país europeo y probablemente saldrá de fondos públicos que el Tesoro recibe de la Reserva Federal (Banco Central).

Los detalles del paquete aún se están discutiendo en privado y podrían cambiar, pero el martes temprano, el presidente Joe Biden dijo que Estados Unidos planea enviar más ayuda a Ucrania.

A su llegada a Portsmouth, los reporteros le preguntaron a Biden en la pista de aviones si planea enviar más artillería a Ucrania, a lo que el demócrata respondió con un corto “sí”, antes de abordar su caravana.

Cabe aclarar que este nuevo paquete no es el mismo que el enviado la semana pasada, cuando también se le transfirieron radares de artillería y equipamiento antiartillería valuados en 800 millones de dólares al gobierno de Volodimir Zelenski.

De aprobarse este último paquete, Biden le habría enviado 1.600 millones de dólares a Ucrania en los últimos 10 días. Si bien el Departamento de Defensa directamente retira las armas y equipos de los inventarios estadounidenses para enviarlos a Ucrania, luego coloca una orden de compra para reabastecer lo enviado.

Estas órdenes de compra son financiadas completamente por emisión de la Reserva Federal, ya que no hay ningún presupuesto aprobado en el Congreso para hacer estas adquisiciones. El nuevo dinero que entra en la economía, presiona a la suba de precios y estimula la ya inflación récord que azota a los Estados Unidos.

También se denuncia que las compras benefician a los contratistas del Pentágono, que están vendiendo una cantidad enorme de su stock de armas. Además, podría haber un conflicto de intereses, ya que muchos de los ex directores de estas compañías hoy forman parte del gobierno de Biden.

El caso más conocido es el del propio Secretario de Defensa, Lloyd Austin, quien hasta 2020 era el CEO de Raytheon, la principal vendedora de armas de Estados Unidos.

Lo que es más, si se aprueba, Estados Unidos habrá comprometido un total de 3.400 millones de dólares en asistencia a Ucrania desde que comenzó la invasión de Rusia el 24 de febrero. La misma cantidad de dinero entregado en las tres leyes de estímulo fiscal que se aprobaron entre 2020 y 2021 para palear los efectos de las cuarentenas por la pandemia.

Desde ya, esto genera una escalada de tensiones con Rusia, ya que la venta o transferencia directa de armas a un país en guerra es suficiente para ser considerada por el Kremlin como un causal de guerra, y podría interceder contra los convoys estadounidense para evitar que abastezcan al Ejército ucraniano.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.