Redacción BLes– La administración Biden introdujo el viernes 30 de julio nuevas sanciones contra las autoridades cubanas, incluida la fuerza policial, por el uso de la violencia para reprimir a los manifestantes pacíficos.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció que las sanciones se dirigen al director de la policía cubana, Oscar Callejas Valcarce, y a su adjunto, Eddy Sierra Arias, así como a toda la fuerza policial de la isla.

“El Departamento del Tesoro continuará designando y llamando por su nombre a aquellos que facilitan la participación del régimen cubano en graves abusos de los derechos humanos”, escribió Andrea Gacki, directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, según informó la CNBC.

En una reunión con líderes cubano-estadounidenses en la Casa Blanca, el presidente Biden advirtió que las sanciones del viernes no serán las últimas que Estados Unidos imponga para resolver los problemas de abuso de los derechos humanos asociados a la forma en que los ciudadanos cubanos son tratados por su gobierno.

“Habrá más, a menos que haya algún cambio drástico en Cuba, lo que no preveo”, dijo, según la CNN. “Estados Unidos está tomando medidas concertadas para reforzar la causa del pueblo cubano”.

Las nuevas sanciones fueron guiadas por la Ley Global Magnitsky de Responsabilidad por los Derechos Humanos, dijo el Departamento del Tesoro.

Le recomendamos: La INQUIETANTE VERDAD DETRÁS de las INUNDACIONES en China

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

A las personas a las que se aplique la Ley Magnitsky se les prohibirá la entrada en Estados Unidos y se congelarán sus activos en el país.

La administración había encargado a los departamentos del Tesoro y de Estado que resolvieran rápidamente cómo permitir a los estadounidenses enviar dinero a los cubanos sin que el gobierno cubano se beneficiara.

El sector financiero y todas las comunicaciones en la isla están bajo el control del gobierno cubano, señaló el medio de comunicación. En estas condiciones, Biden cree que las remesas acabarían en manos del régimen comunista.

Además de su promesa de ayudar a los ciudadanos cubanos, Biden dijo que Estados Unidos trataría de ayudar a los disidentes políticos, de tener más personal en la embajada de Estados Unidos en Cuba y de encontrar formas de proporcionar conexión a Internet a los ciudadanos cubanos para contrarrestar la censura del gobierno.

Las protestas surgieron a principios de este mes, en medio de la más dura crisis económica de Cuba y del virulento brote de CCP en la isla.

Miles de personas salieron a la calle, enfurecidas por la escasez de alimentos, las restricciones a las libertades y la respuesta del gobierno a la pandemia. Se dijo que la manifestación era la más dramática en una década que había presenciado el gobierno cubano.

Asimismo, si bien el presidente cubano Díaz-Canel Bermúdez culpó del fracaso de la economía a las sanciones comerciales de Estados Unidos, también prometió “hacer cualquier cosa” para extinguir las protestas, informó la CNBC.

“Vamos a batallar en las calles”, dijo mientras acusaba a Estados Unidos de contribuir al estallido de las protestas.

El Tesoro de Estados Unidos sancionó la semana pasada al ministro de Defensa de Cuba y a una unidad de fuerzas especiales del Ministerio del Interior, alegando acusaciones de violación de los derechos humanos en la embestida que siguió a las protestas, que se saldó con la detención de cientos de personas.

Tanto los republicanos como los demócratas habían compartido los mismos puntos de vista al impulsar más sanciones contra el gobierno cubano.

Laura Enrione – BLes.com