Al principio parecía un nuevo furcio, pero el equipo de comunicación del gobierno admitió que tuvo la enfermedad años atrás, aunque nunca lo contó públicamente.

El presidente Joe Biden dijo este miércoles en una conferencia de prensa que tiene cáncer, mientras hablaba en la firma de un decreto que limitará aún más las emisiones de las refinerías de petróleo.

“Es por eso que yo y tantas otras personas con las que crecí tenemos cáncer y por qué durante mucho tiempo Delaware tuvo la tasa de cáncer más alta de la nación”, dijo Biden, quien pareció referirse a su juventud en Claymont, Delaware, una zona de alta inversión petrolera.

Si bien no hay evidencia que las emisiones de una refinería hayan causado tasas anormales de cáncer en la población de Delaware, la mención de esta enfermedad fue sorpresiva para la audiencia por otra razón: nunca antes se había hablado de que Joe Biden tuviera o tiene cáncer.

Rápidamente, la Oficina de Prensa de la Casa Blanca salió a aclarar que Biden tuvo un cáncer de piel en 2019 que fue tratado exitosamente y nunca llegó a ser melanoma.

El portavoz de la Casa Blanca, Andrew Bates, retuiteó un tuit del columnista del Washington Post Glenn Kessler, quien señaló con tono fastidiado que es de público conocimiento que a Biden le extirparon un “cáncer de piel no-melanomico” antes de asumir el cargo en 2021, pero esta información nunca había sido lanzada previamente al público. 

Resulta alarmante que durante la campaña del 2020, Biden no revelara que había tenido esta enfermedad, un dato sobre su salud que sus votantes seguro hubieran querido saber.

Ante la consulta del New York PostBates refirió a un documento publicado el 19 de noviembre del 2021, redactado por el médico presidencial Kevin O’Connor, hablando sobre diferentes aspectos de la salud del presidente.

En el punto 8 del resumen, O’Connor escribe que debido al tiempo que pasó en su juventud al sol, Biden ha tenido “una serie de cánceres no-melanómicos localizados removidos a través de cirugía de Mohs, antes de que empiece su presidencia”. En ningún momento menciona una relación con las refinerías que estaban en la región de Delaware donde él habitaba de niño.

“Estas lesiones fueron extirpadas, con claros márgenes“, continua la reseña. “Un chequeo corporal total de la piel fue realizado por un dermatólogo, y una serie de áreas de cambio actínico fueron tratado con crioterapia de nitrógeno líquido, pero no hay áreas sospechosas de cáncer de piel en estos momentos“.

Se desconoce por qué este documento fue mantenido en secreto por más de ocho meses, y por qué Biden hoy dijo que “tiene cáncer” y no que “tuvo cáncer”. La justificación de la Casa Blanca no explica por qué el presidente eligió usar el tiempo presente del verbo para describir su experiencia con el cáncer. ¿Sobre qué otros temas de salud ha mentido el equipo de prensa de Biden? ¿Cómo está su salud mental?

Fuente: La Derecha Diario

Temas:

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.