Redacción BLesEl presidente estadounidense, Joe Biden, desvió más de 2.000 millones de dólares destinados a la salud de los estadounidenses para atender a los inmigrantes ilegales, lo que termina siendo un estímulo para que muchos más de ellos continúen ingresando al país.

“Somos cómplices como nación del tráfico de personas”, dijo el senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, el mes pasado en Texas, citó Breitbart el 16 de mayo. 

Graham aludía a que la política de fronteras abiertas de Biden, que ahora incluye atención para los inmigrantes ilegales pagada por los contribuyentes, promueve la actividad de los coyotes y los cárteles que reciben dinero para permitir el ingreso de los viajeros por la frontera sur.

No obstante, los 2.130 millones de dólares restados a los programas de salud, equivalen a menos de la cuarta parte de los gastos presupuestados para financiar programas para los indocumentados.

En este sentido, el Departamento de Salud y Servicios Humanos [HHS, por la sigla en inglés] estima que tan solo hasta el mes de octubre, cuando se cierra el año fiscal, el programa gastaría casi 9.000 millones de dólares por ese concepto. 

“El Departamento de Salud y Servicios Humanos [HHS, por la sigla en inglés] ha desviado más de 2.000 millones de dólares destinados a otras iniciativas de salud, para cubrir el costo de la atención de los niños inmigrantes no acompañados”, informó The Hill el 15 de mayo. 

Asimismo, el autor Neil Munro, hace notar que la desviación de esos fondos multimillonarios y el estímulo de la inmigración ilegal promovida de esta manera, disminuirían la calidad de vida de los niños estadounidenses y de sus padres más pobres. 

“La transferencia de fondos a la creciente población de más de 50.000 niños y jóvenes extranjeros significa menos recursos para los niños estadounidenses de menor perfil”, anota Munro. 

Y sigue explicando: “ya que sus diversos padres estadounidenses se ven perjudicados por el virus chino, la migración de mano de obra barata, la pérdida de empleos, los costes de la vivienda, las drogas o la falta de hogar”.

Le recomendamos: El HOMBRE MÁS BUSCADO del MUNDO reveló que una RAZA ALIENÍGENA DOMINA EEUU

Ad will display in 09 seconds

Por otro lado, se destaca que el funcionario que impulsa aún más la asignación de dinero para los inmigrantes ilegales, es el Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Alejandro Mayorkas.

Mayorkas, también refugiado cuando niño, sostiene que Estados Unidos es una “nación de inmigrantes”, no de estadounidenses, y exige el ingreso de ellos sin considerar los costos económicos y sociales implicados.   

Desde el inicio del mandato de Biden las oleadas de inmigrantes indocumentados ha agravado la crisis fronteriza, y grandes cantidades de personas con niños no dejan de fluir, mientras los guardias fronterizos se convierten en equipo de rescate para muchos de ellos.

En este contexto, el corresponsal de Fox News, Bill Melugin, aporta un video tomado por él mismo mientras presenciaba a la fila de extranjeros atrasando el Río Grande para ingresar a Estados Unidos. 

“Noticia: Un grupo de migrantes acaba de cruzar el Río Grande y entró en los Estados Unidos frente a nosotros por quinto día consecutivo”, relata en uno de sus tuits. 

Y agrega: “Este grupo me dijo que son de Venezuela. Tienen niños muy pequeños con ellos. Cruzaron cuando los marines mexicanos no estaban en la zona”.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza del sector del río tuvieron 68.570 “encuentros” con migrantes desde octubre hasta marzo, más de cuatro veces el número visto hace un año.

José Hermosa – BLes.com