Redacción BLes- La Oficina del Presupuesto del Congreso de EE. UU. (CBO, por la sigla en inglés) calculó que se arruinarían cerca de 1,4 millones de empleos en el país, en caso de que el presidente, Joe Biden, impusiera el pago de 15 dólares por cada hora de trabajo, como mínimo, en el país.

“El aumento de los precios, a su vez, llevaría a los consumidores a comprar menos bienes y servicios. En consecuencia, los empleadores producirían menos bienes y servicios y, como resultado, tenderían a reducir su empleo de trabajadores en todos los niveles salariales”, calculó la CBO en su página web el 8 de febrero. 

Asimismo, la CBO asume que “el producto interno bruto (PIB) nominal no cambiaría. En consecuencia, los ingresos totales no variarían prácticamente”, pero el déficit federal se dispararía en 54.000 millones de dólares, casi al doble del actual.

Además, al incluir  los aumentos de los desembolsos netos para los intereses de la deuda federal: “Estos costes de intereses añadirían 16.000 millones de dólares al déficit entre 2021 y 2031”.

Con todas estas proyecciones de la CBO no queda claro de qué manera cerca de un millón de personas podrían salir de la pobreza, como también se pronostica. 

En este contexto, se proyectó promulgar la ley para finales de marzo y los aumentos serían paulatinos, llegando a 15 dólares en junio de 2025. Es una de las iniciativas de Biden y de los demócratas que genera muchas críticas.

Este plan de Biden se incluyó en su enorme paquete de rescate de 1,9 billones de dólares, que los demócratas están tratando de hacer aprobar en el Congreso sin el apoyo de los republicanos, a través de una “reconciliación presupuestaria”, informa New York Post. 

A su vez, los republicanos lograron hacer prohibir un aumento del salario mínimo federal durante la pandemia de virus PCCh (Partido Comunista de China), en apoyo a los empresarios y en consideración con la carga que tendrían que asumir. 

Por otro lado, luego de que las órdenes ejecutivas de Biden contra el desarrollo energético del petróleo y del gas arruinara decenas de miles de empleos, y de que su tendencia en pro del polémico cambio climático permitiera proyectar la pérdida de cerca de un millón de empleos, el panorama laboral en EE. UU. se oscurece. 

La senadora republicana Joni Ernst, de Iowa, dijo que el salario mínimo de 15 dólares sería “devastador” para las pequeñas empresas que ya tienen dificultades.

Por otro lado, para el autor y presentador Sean Hannity el impacto del aumento a 15 dólares del valor de la hora de trabajo podría ser incluso más impactante, como lo manifiesta en uno de sus tuits. 

“INFORME: La propuesta de Joe Biden de elevar el salario mínimo nacional a 15 dólares podría ‘matar 3,7 millones de empleos'”, tuiteó 

José Hermosa-BLes.com