Redacción BLesEl presidente Joe Biden dio un discurso preparado en la Casa Blanca este martes 31 de agosto en su primera aparición pública desde el atentado terrorista en Afganistán, y aseguró evacuarán a todos los estadounidenses que quieran salir del país, reportó New York Post.

“El 90 por ciento de los estadounidenses en Afganistán que querían irse pudieron hacerlo. Y para los estadounidenses que quedan, no hay fecha límite. Seguimos comprometidos a sacarlos si quieren salir”, dijo Biden.

El presidente cree que del total de estadounidenses que había en Afganistán quedaron un diez por ciento que aún desean salir.

“Ahora, creemos que entre 100 y 200 estadounidenses permanecen en Afganistán, con alguna intención de marcharse. La mayoría de los que permanecen son ciudadanos con doble nacionalidad, residentes desde hace mucho tiempo que habían decidido quedarse debido a sus raíces familiares en Afganistán”, explicó Biden.

Para este grupo de personas aseguró el presidente “haremos los arreglos para sacarlos si así lo deciden”.

No obstante, republicanos acusaron al presidente de retirar las tropas antes de evacuar completamente a los ciudadanos estadounidenses dejándolos a la merced de un grupo extremista como los talibanes.

“La Administración Biden no debería haber abandonado Afganistán sin traer a casa a todos los estadounidenses atrapados tras las líneas enemigas. Nunca deberíamos haber acordado los tiempos con los talibanes”, escribió en Twitter la representante Ashley Hinson, republicana de Iowa.

“Estados Unidos acaba de completar su retirada de Afganistán con muchos estadounidenses todavía atrapados tras las líneas enemigas desesperados por salir, y con 85.000 millones de dólares en armas y equipos estadounidenses ahora en manos de los talibanes”, dijo el representante Lee Zeldin, republicano de Nueva York.

Biden defiende sus decisiones

En su discurso el presidente se defendió de las críticas que recibió de la oposición republicana por la repentina retirada militar sin planificación previa que dio lugar a un ataque terrorista que mató a 13 militares americanos y 170 afganos.

“Imagínese que hubiéramos comenzado las evacuaciones en junio o julio, trayendo miles de tropas estadounidenses y evacuando a más de 120.000 personas en medio de una guerra civil”, dijo Biden. “Todavía habría habido una carrera hacia el aeropuerto, el gobierno se habría rendido perdido el control, y todavía habría sido una misión muy difícil y peligrosa”.

“La conclusión es que no hay ninguna evacuación del final de una guerra que se pueda llevar a cabo sin el tipo de complejidades, retos y amenazas a las que nos enfrentamos, ninguna”, añadió.

El presidente además, señaló que los acuerdos a los que la administración previa llegó con los talibanes y el gobierno afgano lo dejaron con pocas opciones a la hora de decidir qué hacer.

“Nos quedaba una decisión sencilla: o cumplíamos el compromiso adquirido por la anterior administración y abandonábamos Afganistán, o decíamos que no nos íbamos y comprometíamos otras decenas de miles de tropas más, volviendo a la guerra”, dijo el presidente. “Esa era la elección, la verdadera elección, entre irnos o escalar”.

El pasado 28 de agosto, un oficial de la Marina fue noticia por publicar un video en el que criticó la decisión del Pentágono de cerrar la base aérea de Bagram, retirar la mayoría de las tropas y recién comenzar la evacuación de los civiles.

El senador republicano Lindsey Graham también realizó comentarios similares argumentando que Estados Unidos podría haber utilizado esa base aérea para evacuar a los civiles sin correr los riesgos del aeropuerto de Kabul.

Pero Biden no estuvo de acuerdo: “¿podría haberse hecho de forma más ordenada? Respetuosamente, no estoy de acuerdo”.

Biden advierte al ISIS-K

Según reportes de inteligencia, el grupo terrorista de ISIS-K estaría planificando otro atentado contra objetivos estadounidenses. En su discurso el presidente se aseguró de despejar dudas de que su administración no tolerará ningún otro ataque terrorista y tomará las acciones correspondientes.

“Permítanme decírselo claramente a quienes desean el mal de Estados Unidos, a quienes se dedican al terrorismo contra nosotros o nuestros aliados. Sepan esto: Los Estados Unidos nunca descansarán. No perdonaremos. No olvidaremos. Los perseguiremos hasta el fin del mundo y pagarán el precio más alto”, aseguró el presidente Biden.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com