Redacción BLesLa senadora republicana Marsha Blackburn, solicitó el martes al presidente Joe Biden que utilice su posición de liderazgo para garantizar que la investigación sobre los orígenes del virus PCCh en Wuhan, China, realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) esté libre de conflictos de intereses. 

El controvertido organismo de salud mundial, ha estado en el centro de las críticas tanto por sus accionar errante durante toda la pandemia del virus PCCh en el año 2020 como por las denuncias de corrupción y conexiones con el régimen comunista chino, que impidieron una correcta investigación para determinar el verdadero orígen del virus en Wuhan y actuar en consecuencia.

“Le solicito que utilice su liderazgo para garantizar que las investigaciones de la Organización Mundial de la Salud estén libres de conflictos de intereses”, dijo Blackburn en una carta dirigida a Biden y publicada por Fox News.

Blackburn además señaló que, si bien la pandemia del virus PCCh había afectado la vida y la economía estadounidenses, “la investigación sobre los orígenes de la pandemia no está completa” y por lo tanto es responsabilidad del gobierno federal presionar para obtener información certera de los orígenes del virus, a fin de tomar decisiones acertadas para prevenir futuros inconvenientes.

Le recomendamos:

Habiendo pasado más de un año del inicio del brote del virus PCCh, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ingresó en febrero oficialmente a China para investigar el origen del virus. Las dudas sobre la veracidad de sus informes abundan, sobre todo luego que se conociera que alguno de los miembros del equipo investigador tienen estrechos lazos que los vinculan con organizaciones del PCCh y sus gobernantes.

Uno de los miembros del equipo investigador, Peter Daszak, tiene vínculos comprobados con el régimen comunista chino: ha trabajado durante años para el Instituto de Virología de Wuhan y ha recibido millones de dólares del PCCh como subvención a sus investigaciones.

Otro de los miembros del equipo investigador, el australiano Dominic Dwyer, asegura que el régimen comunista no brindó información solicitada sin procesar sobre los primeros casos que se detectaron con el virus PCCh, lo cual sería indispensable para hacer un correcto análisis para comprender cómo, cuándo y por qué comenzó el brote.

En cambio, solo se les proporcionó un resumen con datos insuficientes y parcializados, según informó Dwyer a Reuters.

“Han surgido preocupaciones sobre la falta de transparencia de los eventos que tuvieron lugar cuando el brote comenzó en Wuhan, China”, escribió Blackburn a Biden. “Además, se han expresado preocupaciones con respecto a la forma en que se eligió a los investigadores de la Organización Mundial de la Salud para estudiar el brote y algunos de los conflictos de intereses que existen en esos investigadores”.

Hasta el momento la administración de Biden no ha abordado las preocupaciones sobre un conflicto de intereses. Es por esto que Blackburn insta a Biden a “exigir a la OMS que tenga investigadores independientes para realizar este estudio. Quién no debería incluir investigadores con conflictos de intereses o con falta de experiencia en investigación forense”, según se expresa la senadora en la carta.

Andrés Vacca– BLes.com