Redacción BLes – La presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC, por la sigla en inglés) Ronna McDaniel, observa la fuerte tendencia izquierdista que el presidente, Joe Biden, evidencia al firmar órdenes ejecutivas que actúan en contra de los intereses de Estados Unidos, y dice que su partido lo hará responsable por ello. 

“El pantano ha vuelto a dirigir el espectáculo, y Biden no ha perdido tiempo en aplicar las políticas destructivas y asesinas de empleo sobre las que los republicanos advirtieron a los estadounidenses durante la campaña”, escribió McDaniel en Daily Caller el 5 de febrero. 

Señala también que Biden no actúa en busca de la unidad nacional, a pesar de que la menciona, acabando con el mito de “Joe Biden el moderado”.

Con sus órdenes Biden destruyó gran parte de la industria del petróleo y el gas, al combinar la adhesión a los Acuerdos de París con la cancelación del oleoducto Keystone y la moratoria a la utilización de las tierras federales para la industria energética.

Estas acciones cerraron la posibilidad de creación de cientos de miles de empleos y de precios accesibles para la energía que consumen los estadounidenses. 

Más aún no había ninguna justificación para vincularse de nuevo a los Acuerdos de París, porque Estados Unidos es uno de los países con las mejores regulaciones de las emisiones de carbono.

Le recomendamos:

Por otro lado, Biden aumenta el potencial de contaminación a países con pocas regulaciones como India y China, y mejora las economías de otros productores de petróleo y gas, como Rusia e Irán.

Además, hace perder a EE. UU. autonomía estratégica al empezar a depender de ellos en cuanto a suministro de energía. 

Para empeorar las cosas, Biden no presiona para que los niños vuelvan a las escuelas, concede amnistía a 11 millones de inmigrantes ilegales y envía dinero de los contribuyentes a financiar abortos en el extranjero. 

Por todo esto es que el partido republicano pedirá cuentas a Biden y a los demócratas, en defensa de los intereses de los estadounidenses.

“Nuestra operación de investigación y respuesta rápida a gran escala expondrá a la Casa Blanca de Biden por su extremismo, y nos comunicaremos directamente con los votantes de todo el país para asegurarnos de que reconocen las discrepancias entre lo que Biden y los demócratas dijeron que harían y lo que realmente están haciendo”, explicó McDaniel.

Asimismo, considera que los ciudadanos harán que su partido retome las mayorías en el Senado y en la Cámara de Representantes, para retornar con políticas “que crean empleo, crecimiento económico y amplían las oportunidades para todos”, según dijo.

En este sentido los anuncios de McDaniel serían coherentes con lo programado en la reunión sostenida por el expresidente, Donald Trump, y el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, en la que planearon la estrategia ganadora en las elecciones del 2022.

Sobre este encuentro McCarthy tuiteó: “Unidos y listos para ganar en el 22”, sintetizando el objetivo de la reunión que tuvo lugar en Mar-a-lago, la sede de Trump en Palm Beach, Florida.

“Trabajaron muy bien juntos en las últimas elecciones y recogieron al menos 15 escaños cuando la mayoría predijo que sería lo contrario. Lo harán de nuevo, y el trabajo ya ha comenzado”, adelantó el Comité de Acción Política Save America, alineado con Trump de acuerdo con Fox News del 28 de enero.

José Hermosa – BLes