Redacción BLes- Joe Biden eliminó una reforma hecha por el expresidente Trump que permitía a la mayoría de los médicos prescribir la buprenorfina, una droga altamente efectiva contra la adicción a la heroína y otros opiáceos.

Dos médicos, Brian Barnett y Jeremy Weleff, escribieron una editorial en el Wall Street Journal el pasado 8 de febrero, mostrándose sorprendidos por la decisión del gobierno de rescindir la medida y apelando a restablecerla, dado los enormes beneficios del tratamiento.

“Entre las últimas y mejores decisiones de la administración Trump está la de permitir a casi todos los médicos recetar buprenorfina, uno de los tratamientos más eficaces para la adicción a los opioides”, escribieron los médicos.

“Anteriormente, solo podían hacerlo los médicos que habían completado un curso de formación de ocho horas y obtenido una licencia de la Administración de Control de Drogas. Solo el 7% de los médicos están certificados para recetar la droga, y más de la mitad de los condados rurales carecían de un solo prescriptor en 2018”, dice la editorial.

Los médicos contaron que en Francia, luego de aprobar una reforma similar a la de Trump, con el libre acceso a la buprenorfina para tratar a los adictos a los opiáceos, se redujeron las muertes por sobredosis de heroína hasta un 80% en cuatro años.

Según Breitbart, la decisión del gobierno de Biden responde a que la reforma hecha por Trump tenía brechas legales y tampoco tenía la aprobación dentro del presupuesto de la Casa Blanca, argumentos a los cuales los dos médicos apelaron.

“Si el único problema es procedimental, ¿por qué no dejar que el cambio se mantenga hasta que el Congreso apruebe una ley que lo regularice? Hay muchas razones para hacerlo: Casi 130 estadounidenses mueren de sobredosis de opioides en un día promedio”, exclamaron Barnett y Weleff.

Los médicos fueron un paso más allá y explicaron por qué la droga, que también es un derivado del opio, es tan efectiva para tratar las adicciones.

“La estructura química de la buprenorfina permite reducir el deseo de consumir otros opiáceos, como la heroína, al tiempo que disminuye el riesgo de sobredosis en caso de que los pacientes recaigan en ellos”, explicaron en la carta.

Y agregaron: “Igualmente impresionante es el hecho de que no provoca la intensa euforia de otros opioides, y que suele formularse en combinación con naloxona, un medicamento que bloquea los efectos de la buprenorfina si se inyecta, lo que hace que su uso indebido sea poco frecuente”.

La administración Biden también suspendió otra orden ejecutiva de Trump para reducir el costo de la insulina a los estadounidenses de bajos ingresos que iba a entrar en efecto el 22 de enero, supuestamente para “revisar” su impacto.

Es ampliamente sabido que Biden fue el candidato del Establishment: los grandes bancos, las grandes corporaciones y las grandes farmacias, realizaron donaciones millonarias a su campaña, y quizás allí yace la respuesta a este tipo de decisiones que no solo no benefician a la gente sino que los perjudica.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com