Joe Biden aparece en video apartando a Pedro Sánchez con el brazo, creyendo que se trataba de un admirador

El encuentro entre Joe Biden y Pedro Sánchez en la cumbre de la OTAN duró 29 segundos, en los cuales el anciano demócrata no reconoció al presidente del gobierno español. Lo más lamentable no es tanto el desaire de no distinguirle entre la gente, sino el hecho que el equipo de Sánchez pagó para dicho encuentro y aún así no obtuvo los resultados esperados.

A cargo del abono estuvo el número dos del Palacio presidencial de La Moncloa, Iván Redondo, quien presuntamente pagó a un lobby de Washington, para que ellos gestionaran el encuentro y, por ende, la foto con Pedro Sánchez en la sede de la Alianza Atlántica en Bruselas.

Sin embargo, esto se convirtió en todo un revés. Biden no solo no alcanzó a darse cuenta que estaba cerca de su par español, sino que lo apartó con el brazo, creyendo que se trataba meramente de un admirador, reseña OkDiario.

Quien reveló esta versión de los hechos fue el exembajador de Estados Unidos en Madrid, James Costos, durante un cóctel en la sede diplomática y comentó que fuentes de la Casa Blanca así le informaron.

El diplomático ofició como embajador en los años que el mandatario demócrata fue vicepresidente de Barack Obama. De hecho, él recaudó 3,5 millones de dólares para la reelección de la dupla Obama-Biden en el 2013.

Se puede observar cómo Biden jamás hace contacto visual con Sánchez. Costos señaló que el presidente estadounidense en ningún momento se dio cuenta que se trataba del presidente del Gobierno español.

La claridad mental de Biden está en duda

De la mano del bochorno que perjudicó la imagen del presidente del Gobierno español está el hecho que la sanidad mental de Biden ha sido puesta en duda en diversas ocasiones. Influye en buena medida que el demócrata es el presidente más anciano de la historia de Estados Unidos. Además, 38 % de la población cree que tiene demencia senil.

Sin embargo, Biden es apenas cuatro años mayor a Trump, quien sí aprobó las pruebas cognitivas y quien fuera el médico de la Casa Blanca, Ronny Jackson, dijo que el exmandatario republicano era «mentalmente muy agudo«.

Ahora Jackson es legislador de Texas y encabeza un comité de 14 integrantes del Partido Republicano que exige a Biden presentar una prueba de capacidad cognitiva y que lo haga pública, dado que han sido múltiples los tropiezos que ha cometido.

«Creemos que, independientemente del género, la edad o el partido político, todos los presidentes deben seguir el precedente establecido por el expresidente Trump para documentar y demostrar sólidas habilidades mentales», escribieron Jackson y sus colegas republicanos en su carta del 17 de junio a Biden.

También le recomendamos: Lenguaje inclusivo: ¿Un arma del comunismo para destruir occidente? (Video)

Ad will display in 09 seconds

El ahora congresista se desempeñó como médico de la Casa Blanca durante los mandatos de los expresidentes George W. Bush, Barack Obama y Donald Trump. En 2018, le dio a este último un certificado de salud limpio, justo después de una prueba física y cognitiva anual que se produjo en medio de preguntas sobre la aptitud mental de Trump para servir.

Ahora, la complicidad de los medios masivos para mejorar la imagen de Biden es reconocida incluso por sus simpatizantes. Por ejemplo, 55 % de los votantes de su propio partido, el Partido Demócrata, está de acuerdo en que los principales medios de comunicación protegen a Biden.

De modo que desconocer a Pedro Sánchez fue una falla cognitiva, entre tantas.

Mamela Fiallo Flor – Panampost.com