Redacción BLes– El presidente Joe Biden criticó la protesta conservadora en el Capitolio de Estados Unidos como un “asalto a las elecciones libres y justas”, afirmando que los insurrectos en el evento del 6 de enero son peores que los confederados esclavistas en la Guerra Civil.

“El asalto a las elecciones libres y justas es una amenaza, literalmente. Ya lo he dicho antes. Nos enfrentamos a la prueba más importante de nuestra democracia desde la Guerra Civil. No es una hipérbole: desde la Guerra Civil”, dijo Biden en un discurso en Filadelfia, Pensilvania, el martes 13 de julio.

“Los confederados, en aquel entonces, nunca irrumpieron en el Capitolio como lo hicieron los insurrectos el 6 de enero. No digo esto para alarmarles. Lo digo porque deberíais estar alarmados”, dijo, según un vídeo tuiteado por el editor jefe de NewsBusters, Curtis Houck.

Pero sus comentarios fueron aparentemente hiperbólicos.

Le recomendamos: TRUMP mostró su APOYO al PUEBLO CUBANO y le dio un ULTIMÁTUM a BIDEN

Ad will display in 09 seconds

Según Breitbart, la Guerra de Secesión fue la más sangrienta de Estados Unidos, con una cifra estimada de 750.000 muertos, en la que los soldados confederados no irrumpieron en el Capitolio.

Mientras tanto, en los disturbios del 6 de enero sólo hubo un muerto como resultado directo de la violencia en el Capitolio. Ashli Babbitt, veterana de las Fuerzas Aéreas de EE.UU., recibió un disparo mortal de un agente de la Policía del Capitolio cuando trepaba por una puerta rota hacia el vestíbulo del Presidente. Otros tres fallecidos tenían urgencias médicas, y el agente de la Policía del Capitolio Brian Sicknick sufrió dos derrames cerebrales en la base del tronco cerebral debido a un coágulo de sangre en una arteria el día después de los disturbios.

A continuación, el presidente dirigió su ataque contra el expresidente Donald Trump y los que cuestionaron los resultados de las elecciones de 2020.

“La gran mentira es solo eso: una gran mentira”, dijo Biden. “No llamas a los hechos ‘falsos’ y luego tratas de derribar el experimento americano solo porque estás descontento. Eso no es estadismo, es egoísmo. Eso no es democracia, es negar el derecho al voto. Eso suprime. Subyuga”.

Biden viajó a Pensilvania para pronunciar un discurso sobre “acciones para proteger el sagrado y constitucional derecho al voto”.

En sus declaraciones, Biden dijo que “juré ante ustedes y ante Dios preservar, proteger y defender la Constitución. Ese es un juramento que forma un fideicomiso sagrado para defender a Estados Unidos contra todas las amenazas tanto extranjeras como nacionales”.

La protesta del 6 de enero comenzó como un evento mayormente pacífico. Un grupo relativamente pequeño de partidarios de Trump preocupados por la integridad de las papeletas, la seguridad de las elecciones y la transparencia del gobierno se presentaron para manifestarse en Washington. La protesta se convirtió en un disturbio, entonces los demócratas han tratado de culpar a Trump, pero sus aliados culparon del papel a agitadores externos, no a sus partidarios.

Desde el 6 de enero, la izquierda y sus medios de comunicación han puesto demasiado foco en el evento. Durante un podcast el lunes, la periodista Megyn Kelly dijo que los medios de comunicación retrataron el disturbio del Capitolio “mucho peor de lo que realmente fue.”

Dan Knight – BLes.com