Redacción BLesEl presidente Joe Biden finalmente accedió a retirar completamente las tropas de Afganistán el 31 de agosto como se acordó con los extremistas talibanes, pero aseguró que habrá un plan de contingencia y que todo depende de la cooperación de los talibanes, reportó New York Post.

En medio de la incertidumbre y con la creciente presión de los líderes mundiales por la difícil situación de los extranjeros varados en Afganistán después de la toma de poder por los talibanes, el presidente Biden finalmente confirmó este martes 24 de agosto que Estados Unidos cumplirá con la fecha límite para retirar sus tropas.

“En la actualidad estamos a punto de terminar antes del 31 de agosto. Cuanto antes terminemos, mejor”, dijo Biden en una breve conferencia de prensa. “Cada día de operaciones supone un riesgo añadido para nuestras tropas. Pero la finalización para el 31 de agosto depende de que los talibanes sigan cooperando y permitan el acceso al aeropuerto a aquellos que estamos transportando fuera y que no haya interrupciones en nuestras operaciones”.

El presidente pidió al Pentágono y al Departamento de Estado “planes de contingencia para ajustar el calendario, si fuera necesario”, una posible señal de que habrá una respuesta militar por parte de los Estados Unidos si llegara a ser necesario extender la fecha para poder evacuar a todos los extranjeros del país de medio oriente.

“Cada día que estamos sobre el terreno es un día más en el que sabemos que el ISIS-K está tratando de atacar el aeropuerto y atacar tanto a las fuerzas estadounidenses y aliadas como a los civiles inocentes”, agregó Biden.

Los talibanes bloquean la salida de occidentales

El vocero de los talibanes, Zabihullah Mujahid, dijo en una conferencia de prensa: “Todas las personas deben ser evacuadas antes de esa fecha [31 de agosto]. Si [los países occidentales] desean evacuar a la gente antes de esa fecha, pueden hacerlo. Pero después no permitiremos que la gente se vaya, adoptaremos una postura diferente”.

Sin embargo, según el medio británico Daily Mail, algunos periodistas con múltiples fuentes en el lugar denuncian que los talibanes ya comenzaron a detener a occidentales que se dirigen al aeropuerto de Kabul, la capital de Afganistán.

“Los talibanes han empezado a detener a la gente que intenta entrar por las puertas del aeropuerto”, escribió Alex Thompson de Político. “No sólo afganos, sino también ciudadanos estadounidenses. Los grupos informales que se coordinan tienen que redirigir a la gente sobre la marcha”.

Líderes europeos establecerían relaciones con el grupo terrorista bajo ciertas condiciones

Poco antes de que el presidente Biden anunciara su decisión de mantener la fecha límite y de no extenderla, los líderes del G7 realizaron una reunión virtual para pedirle a Biden que prorrogara la fecha más allá del 31 de agosto por temor a no poder evacuar a todos los extranjeros de Afganistán.

En la reunión, Boris Johnson del Reino Unido, el líder francés Emmanuel Macron y Angela Merkel de Alemania, intentaron convencer sin éxito a Biden de la necesidad de extender la fecha.

Le recomendamos: El miedo es la estrategia del demonio: valiente discurso de un sacerdote sobre el manejo de la pandemia

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

No obstante, el G7 sí acordó eventualmente establecer relaciones con el gobierno de los talibanes e incluso liberar fondos si el grupo terrorista cumple con las demandas de los líderes de Occidente.

“Lo que hemos hecho hoy en el G7 es que hemos reunido a las principales potencias occidentales y hemos acordado no sólo un enfoque conjunto para hacer frente a la evacuación, sino también una hoja de ruta para la forma en que vamos a comprometernos con los talibanes, esto probablemente será un gobierno talibán en Kabul”, declaró el primer ministro británico.

“Y la condición número uno que ponemos como G7 es que tienen que garantizar hasta el 31 de agosto y más allá el paso seguro para los que quieran salir”, agregó Johnson.      

A principios de este mes se informó de que el Fondo Monetario Internacional había bloqueado el acceso de Afganistán a más de 450 millones de dólares de reservas de emergencia.

Boris Johnson dijo que el grupo del G7 estaría dispuesto a liberar esos fondos con la condición de que Afganistán no vuelva ‘a convertirse en un caldo de cultivo del terrorismo’, ‘en un narcoestado’, y que ‘las niñas sean educadas hasta los 18 años.’

El G7 publicó un comunicado en conjunto donde afirman que “los talibanes tendrán que rendir cuentas de sus acciones en materia de prevención del terrorismo, de derechos humanos, en particular los de las mujeres, las niñas y las minorías, y de su intención de buscar una política integradora en Afganistán”.

No obstante, más allá de las declaraciones del vocero del grupo extremista, reportes de militantes que van casa por casa secuestrando niñas mayores a 12 años para utilizarlas como esclavas sexuales y eventualmente forzarlas a casarse, han sido confirmados tanto por organizaciones cristianas como por Naciones Unidas, por lo que resultará un desafío para los líderes de Occidente creer en las palabras del régimen islámico talibán.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com