Redacción BLes – Si EE. UU. sigue apoyando la independencia de Taiwán podrían terminar en un conflicto militar con China, advierte el Embajador de China en EEUU, Qin Gang, acorde a lo que reportó Reuters.

Durante una entrevista radial transmitida el viernes con el medio estadounidense National Public Radio Gang enfatizó que “el problema de Taiwán es el polvorín más grande entre China y Estados Unidos”.

Y agregó que “si las autoridades taiwanesas, envalentonadas por Estados Unidos, siguen por el camino de la independencia, lo más probable es que se involucren China y Estados Unidos, los dos grandes países, en un conflicto militar”.

La entrevista se emitió pocas horas después de que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, hablaran sobre la crisis de Ucrania. 

La Casa Blanca hasta el momento no ha emitido comentarios sobre las declaraciones amenazantes del embajador chino. 

China afirma que Taiwán, gobernado democráticamente, es su propio territorio y ha intensificado la presión militar enviando aviones de combate, en un número históricamente elevado de incursiones, a la zona de defensa aérea taiwanesa (ADIZ) en los últimos meses.

El régimen chino ha insistido en que “no hay lugar para la discusión” sobre Taiwán y que cualquiera que apoye la independencia taiwanesa está “jugando con fuego”.

Aunque Estados Unidos no tiene vínculos oficiales con Taiwán y solo reconoce una sola China, está obligado por la “Ley de Relaciones con Taiwán, los tres comunicados conjuntos y las seis garantías”, a proporcionar a la isla los medios para defenderse, por lo que es su más importante aliado internacional y proveedor de armas. 

“Seguiremos ayudando a Taiwán a mantener una capacidad de autodefensa suficiente, a la vez que mantenemos nuestra propia capacidad para resistir cualquier uso de la fuerza que ponga en peligro la seguridad del pueblo de Taiwán”, señaló un portavoz del pentágono, según indicó Reuters.

La administración Biden mantiene desde hace tiempo una política de “ambigüedad estratégica” sobre sí intervendría militarmente para proteger a Taiwán en caso de ataque chino.

Pero declaraciones como las que emitió el Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken en diciembre, dejan en relieve que EE. UU. está presionando al régimen chino para evitar que avance sobre la soberanía de la isla. 

Blinken dijo: “Espero que los líderes chinos piensen muy cuidadosamente en esto y en no precipitar una crisis que tendría, creo, terribles consecuencias para mucha gente, y que no interesa a nadie, empezando por China”.

Entre tanto la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, declaró que su país “seguirá intensificando la cooperación con Estados Unidos para defender nuestros valores compartidos de libertad y democracia y garantizar la paz y la estabilidad en la región”.

Vanesa Catanzaro – BLes 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.