Redacción BLes – El inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, calificó como “bastante graves” las acciones que llevaron a cabo los agentes del FBI para obtener las órdenes FISA (Ley de Inteligencia Extranjera) que les permitió vigilar al asesor de campaña del presidente Donald Trump, Carter Page.

Horowitz, ofreció su apreciación el miércoles (11/12/2019) ante el Comité Judicial del Senado, dos días después de publicar un documento de 476 páginas sobre su investigación.

Un poco antes, el presidente del comité, Lindsey Graham, recordaba a los miembros del Senado los hallazgos de Horowitz, señalando que el FBI en 2016 basó sus peticiones de vigilancia de la campaña del entonces candidato presidencial Donald Trump en el infame expediente Steele, aún a sabiendas de que incluso una de su fuentes principales lo desacreditaba.

Asimismo, Graham destacó que uno de los abogados del FBI –identificado como Kevin Clinesmith por la prensa “manipuló” un correo electrónico para mantener la investigación en marcha “de manera injusta” contra el Sr. Page.

“Esto no es de rutina, ¿está de acuerdo con eso?”, preguntó el presidente Graham al inspector general Horowitz.

“No lo es en absoluto”, respondió el interpelado. “Ciertamente, es mejor que no sea rutina y no conozco ninguna razón para pensar que lo sea”, determinó.

“¿Es algo fuera de lo normal?”, insistió Graham. “Es algo bastante grave”, sentenció Horowitz.

Reacción del exasesor del presidente Trump

Por su parte, Carter Page, anunció el lunes en una entrevista en Fox News que contrató a un equipo de abogados para revisar el informe del inspector Horowitz e implementar una demanda.

En el pasado mes de octubre, Page demandó ante un tribunal federal de Oklahoma al Comité Nacional Demócrata (DNC por sus siglas en inglés), el bufete de abogados Perkins Coie y dos de sus socios, Mark Elias y Michael Sussman.

La firma Perkins Coie habría representado a Hillary Clinton y habría estado detrás de la contratación de Fusion GPS, otra firma de investigación que contrató al exespía británico Christopher Steele para hacer seguimiento a la campaña de Trump. Mark Elías habría sido el contacto directo de Perkins Coie con Fusion GPS, según Daily Caller.

En cuanto a la actual demanda, durante la emisión del lunes del programa ‘Tucker Carlson Tonight’, el presentador especificó que Page buscaría acciones legales contra el exdirector de la CIA y actual colaborador de la CNN, John Brennan.

“Engañaron al tribunal FISA”

“El FBI lanzó una investigación intrusiva de una campaña presidencial estadounidense sobre la más mínima sospecha que, en mi opinión, era insuficiente para justificar las medidas tomadas”, apuntó en su análisis del informe de Horowitz, el fiscal general William Barr.

Sin embargo, continuó diciendo el fiscal general, el FBI “siguió adelante” con su investigación incluso ante pruebas “consistentemente exculpatorias”.

“Engañaron al tribunal FISA, omitieron hechos exculpatorios críticos de sus archivos y suprimieron o ignoraron información que negaba la fiabilidad de su fuente principal”, concluyó Barr en su comunicado.

En este marco, el analista y comentarista legal de Fox News, Gregg Jarret, precisó que la fuente principal fue el exespía británico Christopher Steele.

El autor del bestseller: “El engaño de Rusia: El plan ilícito para limpiar a Hillary Clinton y culpar a Donald Trump”, aseguró que Steele armó su ‘dossier’ en base a rumores de fuentes supuestamente anónimas.

“El FBI sabía que Steele no era de fiar, pero el FBI respondió por él como creíble. Las pruebas fueron ocultadas y el Tribunal FISA fue engañado”, abundó al respecto Jarret en su columna titulada ‘El informe del inspector general revela la mala conducta y los abusos del FBI en la investigación anti-Trump del engaño de la colusión con Rusia’.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds
Temas: