Redacción BLes.com – El presidente Donald Trump consideró que la bandera confederada de su país gozaba de la protección de la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, como parte de la libertad de expresión.

Asimismo, dio a entender que el derecho a la libertad de expresión va más allá de los gustos de los ciudadanos, y para dar claridad sobre el tema comparó el caso de la bandera confederada con el lema Black Lives Matter (Las vidas de los afroamericanos importan)

“Ya sea que se trate de banderas confederadas o de Black Lives Matter. Es la libertad de expresión”, señaló el presidente Trump en una entrevista en la Casa Blanca el 11 de julio a CBS News.

“Mi actitud es la libertad de expresión. Tengo una opinión muy fuerte sobre la bandera confederada. Para mí, es la libertad de expresión. Muy simple. Me gusta, no me gusta, es la libertad de expresión”, reiteró Trump.

El tema de la bandera confederada y de muchos de los monumentos y símbolos patrios de la historia de EE. UU. adquirieron relevancia por su alusión a la época en la que se ejercía la esclavitud en el país.

La muerte en custodia policial del afroamericano George Floyd, ocurrida en Minesota el 25 de mayo, generó manifestaciones masiva ‘anarquistas’ que terminaron en atropellos y destrucción de muchos monumentos al vincularlos con la era de la esclavitud.

Los defensores de los derechos de los afroamericanos reclaman que la bandera confederada representa una época de la historia nacional en la que estos sufrieron la esclavitud y la discriminación racial.

En cuanto a la Primera Enmienda, esta garantiza las libertades relativas a la religión, la expresión, la reunión y el derecho de petición, en Estados Unidos.

A partir de las reclamaciones de las protestas muchos de las instituciones en el país fueron presionadas a eliminar y cambiar los símbolos que representaran de alguna manera la esclavitud, en medio de una gran controversia. 

Por ejemplo, la bandera del Estado de Mississippi será rediseñada eliminando el icono de la Confederación que contiene, según el Washington Post. 

Asimismo, La Armada prohibió la bandera de batalla confederada en los espacios públicos de las instalaciones, barcos y aviones, confirmó el Almirante Mike Gilday, Jefe de Operaciones Navales de la Marina de los Estados Unidos, a través de un tuit.

José Hermosa – Redacción BLes.com