Redacción BLes– Los ministros de Defensa de India y del régimen chino se reunieron el viernes en Moscú con el objetivo de intentar reducir las tensiones a lo largo de los más de 3.500 kilómetros de frontera que los divide en la región oriental de Ladakh. En junio un enfrentamiento entre ambas partes dejó un saldo de 20 soldados indios fallecidos.

Según reporta AP News, si bien desde que estalló el conflicto en mayo hubo contactos telefónicos entre los ministros de relaciones exteriores y otros funcionarios de ambos países, el encuentro del día viernes entre los generales Wei Fenghe de China y Rajnath Singh de la India, fue el primer contacto personal. 

Tal lo declarado por Rajnath Singh en un comunicado luego de la reunión: “la situación actual debe manejarse de manera responsable y ninguna de las partes debe tomar ninguna medida adicional que pueda complicar la situación o agravar las cosas en las áreas fronterizas”.

En el comunicado también agregó que la acumulación de una excesiva cantidad de tropas chinas, su comportamiento agresivo y los intentos constantes de alterar unilateralmente el estado de situación generando movimientos de tropas en la frontera, violan los acuerdos bilaterales existentes.

Continuando, Singh agregó que la paz y la seguridad de la región exigen un clima de confianza, de no agresión y resolución pacífica de cualquier tipo de diferencia y sobre todo respeto por las reglas internacionales establecidas y acuerdos pactados.

Mientras las palabras de Singh parecieran buscar soluciones pacíficas a los problemas, el ministro de defensa del régimen chino se desligó del conflicto y le hizo un pedido a su homólogo indio para que alivie la tensión en la frontera del Himalaya, al mismo tiempo que culpó a la India por las tensiones de los últimos meses, informó SCMP.

“La causa y la verdad de la tensión actual en la frontera son muy claras, y la responsabilidad recae enteramente en India”, dijo Wei en el informe. Y continuó advirtiendo: “China no puede perder una pulgada de su territorio. El ejército chino está totalmente decidido, es capaz y confía en salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial”.

En mayo hubo un enfrentamiento armado en la zona de conflicto entre los países vecinos, con un saldo de 20 soldados indios muertos. Luego de ese enfrentamiento las tensiones se incrementaron y los planes para desalojar ambos lados del territorio quedaron truncos.

Fuentes del Departamento de Seguridad y Defensa de la India informaron al medio indio The Print en agosto, que la acumulación adicional de tropas y armamento en la zona por parte del régimen chino, especialmente con grandes cantidades de tropas en el área de Aksai Chin, es lo que hace que el ejército indio sea cauteloso sobre el proceso de retirada que estaba planeado originalmente.

Imágenes satelitales indias mostraron una gran concentración de tropas del régimen chino, arsenales de armas y la creación de posibles túneles para acumular equipos en la Región Autónoma del Tíbet, según informó el medio Express en agosto. Los temores de un conflicto armado entre la India y China alarman a la comunidad internacional

En este contexto de tensiones el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer en una conferencia de prensa que Estados Unidos estaba listo para ayudar a resolver la disputa entre India y China, y agregó que la situación era “muy desagradable” y que el régimen chino estaba buscando intimidar a la India.

Andrés Vacca-BLes.com