Redacción BLes- Un nuevo estudio publicado el lunes por el Consejo de Justicia Penal de los EE. UU. reportó datos sumamente preocupantes sobre los homicidios durante el año 2020. La combinación de los efectos de la pandemia en la economía, sumado a las manifestaciones violentas por grupos de izquierda, más los estados demócratas que recortaron presupuesto a las fuerzas de seguridad, provocaron un combo letal que terminó con un aumento del 30% en la tasa de homicidios de los Estados Unidos.

El Consejo de Justicia Penal de los Estados Unidos publicó en su cuenta de Twitter un preocupante mensaje en el que se puede leer:

“El informe de la #NCCCJ que examina las tasas de criminalidad en 34 ciudades de Estados Unidos encuentra un aumento histórico del 30% en los homicidios en 2020. Las agresiones con arma de fuego y otras agresiones con agravantes también aumentaron a lo largo de 2019. Los autores instan a tomar medidas urgentes para frenar la violencia”.

Las tasas de asesinatos experimentaron un aumento “histórico” en 2020 en comparación con 2019, con más de 1.200 asesinatos adicionales, en una muestra de 34 ciudades grandes de los Estados Unidos, según reportó el estudio en cuestión.

“Las tasas de homicidio fueron más altas durante todos los meses de 2020 en relación con las tasas del año anterior”, afirma el informe, que califica el aumento del 30% como “un aumento grande y preocupante que no tiene precedentes modernos”.

Entre 2019 y 2020,también aumentaron las tasas de asalto con armas de fuego y asalto agravado en un 8% y un 6% respectivamente, encontraron los expertos.

La violencia doméstica también fue uno de los puntos analizados en el estudio y se detectó que durante los primeros meses de pandemia, cuando la gente padeció con más intensidad el encierro, los delitos de este tipo se “multiplicaron considerablemente”, para luego volver a estabilizarse en los mismo números que 2019.

Sin dudas, el resultado más preocupante que arrojó el estudio es el aumento en los casos de homicidio distribuidos de forma pareja en las 34 ciudades al rededor de todo el país. 

Si bien la crisis económica producida por la pandemia es entendida como uno de los causantes del aumento en los homicidios, los expertos también señalaron que los encierros podrían haber también ayudado a reducir los asesinatos teniendo en cuenta que la gente permaneció más tiempo en sus casas. 

Sin embargo, la realidad también mostró que en plena pandemia las protestas violentas por parte de sectores radicalizados de izquierda incrementaron considerablemente y gran parte de esas protestas culminaron con saqueos, robos, destrucción a edificios y con enfrentamientos armados que en numerosos casos finalizaron con gente muerta. 

A esta realidad se suma que parte de los reclamos de izquierda consistió en reducir fondos a las fuerzas policiales, muchos gobiernos estatales demócratas aceptaron y redujeron considerablemente los recursos de las fuerzas de seguridad y otros siguiendo esta misma línea, no aceptaron los recurrentes ofrecimientos de ayuda por parte de la administración Trump de enviar tropas federales para frenar la ola de violencia. 

Sin duda las decisiones erráticas por parte de los gobernantes demócratas respecto a cómo manejar y administrar las fuerzas policiales, ayudaron al aumento de homicidios. 

Otro dato significativo es que las tres ciudades más grandes, Nueva York, Los Ángeles y Chicago, representaron el 40% de las 1.268 personas adicionales muertas en 2020, reportó el informe. 

Curiosamente las tres ciudades son gobernadas por demócratas que fueron extremos en las medidas contra el virus, provocando una profunda crisis económica con consecuentes pérdidas de empleo, también alimentaron desde el gobierno las protestas de izquierda y realizaron recortes presupuestarios en las fuerzas de seguridad, al mismo tiempo que rechazaron los ofrecimientos de enviar policías federales por parte del presidente Trump .

“Los homicidios aumentaron en casi todas las 34 ciudades de la muestra”, escribieron los expertos. “En opinión de los autores, es necesaria una acción urgente para abordar estas tasas en rápido aumento. Para lograr una paz duradera en la nación, será necesario controlar la pandemia, aumentar la confianza en la policía y el sistema judicial y aplicar estrategias comprobadas contra la violencia en las ciudades”.

Andrés Vacca-BLes.com