Redacción BLes– Las tensiones sobre el Mar del Sur de China continúan creciendo luego de que se reportara la presencia de aviones militares chinos patrullando la zona.

Según informó Express Uk, los cazas sobrevolaron la región cercana a las islas Spratly e incluso fue registrada una operación de reabastecimiento de combustible de uno de los caza Flanker Su-30MKK. Los aviones que habrían sido cargados además con misiles aire-aire volaron en una misión de 10 horas sobre la zona en disputa.

Observadores aéreos informaron que las maniobras de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación se habrían presentado como una respuesta a los recientes ejercicios navales por parte de EE.UU, y sus aliados en la región.

La formación compuesta por seis Flankers Su-30MKK habría sido asignada por la 6ta Brigada Aérea, con sede en Suixi, en Guangdong mientras que la base aérea se encuentra ubicada al cerca de la costa china y el extremo norte del Mar Meridional de China, de acuerdo con The Drive.

Una gran parte del área que sobrevolaron los cazas, donde se encuentran las disputadas islas Spratly es reconocida como aguas internacionales, muchas de las islas que se encuentran en la cercanía han sido reclamadas por naciones aledañas como Filipinas y Vietnam.

No obstante el régimen chino persiste en declarar una amplia zona del territorio como parte de su propiedad citando una disposición territorial conocida como la ‘línea de los nueve puntos’ que se basa en un mapa de la dinastía Qing en el que se indica como parte del territorio chino varias islas de la zona incluyendo a Taiwán.

Los reclamos del régimen chino además han sido reforzados luego de construir varias plataformas de aterrizaje en las islas de la región. La presión que ejerce el régimen chino en el Mar Meridional obedece a la diversidad de las aguas para la pesca además de la posible presencia de reservas de petróleo y gas.

Recientemente Beijing dio la orden de llevar a cabo pruebas de perforación para identificar reservas submarinas de hidrocarburos.

De acuerdo con Asian Times, el régimen chino además estaría presionando a compañías petroleras extranjeras para salir del Mar del Sur de China con el objetivo de convertirse en el único socio potencial de desarrollo conjunto para los reclamantes marítimos rivales.

Un portavoz del Departamento de Estado de EE. UU. el año pasado estimó que China está bloqueando efectivamente el desarrollo de recursos de petróleo y gas por valor de $ 2.5 billones en el Mar Meridional de China.

El secretario de Estado Mike Pompeo expresó en un comunicado emitido el pasado mes de julio que “las afirmaciones de Beijing de los recursos en alta mar en la mayor parte del Mar del Sur de China son completamente ilegales, como lo es su campaña de intimidación para controlarlos”.

Australia se unió a los reclamos de los Estados Unidos declarando ante las Naciones Unidas que “no hay base legal” para los reclamos territoriales y marítimos realizados por el Partido Comunista Chino (PCCh) en el Mar del Sur de China. Y rechaza la afirmación de China [del PCCh] de ‘derechos históricos’ o ‘derechos e intereses marítimos’ como se establece en el ‘largo curso de la práctica histórica’ en el Mar del Sur de China”.

César Múnera-BLes.com