Redacción BLes- Los resultados de la encuesta realizada por The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research, arrojó resultados demoledores sobre el apoyo de la población a las protestas de BLM. En junio la misma encuesta informó que contaba con un apoyo del 54% pero tres meses después no superó el 39%.

La encuesta fue realizada en la Universidad de Chicago entre el 11 y el 14 de septiembre, los resultados confirmaron una impresionante caída en el apoyo público a las protestas Black Lives Matter. Las protestas comenzaron por un reclamo contra la violencia policial y rápidamente se convirtieron en disturbios violentos que han arrasado las áreas urbanas del país provocando incendios, saqueos, destrucción de monumentos históricos y policías heridos.

La encuesta se realizó sobre una base de 1.108 adultos y tiene un margen de error del cuatro por ciento. Cuando se le preguntó a los participantes: En términos generales, ¿aprueba, desaprueba o no aprueba ni desaprueba las protestas protagonizadas por BLM? 

El 44% de los encuestados dijo que desaprueba las protestas y solo el 39% las aprueba. 

Esto marca una disminución sustancial sobre el apoyo a las protestas de Black Lives Matter si tenemos en cuenta los resultados arrojados por la misma encuesta tres meses atrás. Cuando la misma organización de encuestas hizo la misma pregunta en junio, el 54 por ciento de los encuestados dijo que aprobaba las protestas, mientras que solo el 32 por ciento dijo que no las aprobaba.

Aunque entre junio y septiembre se sumaron algunos incidentes de violencia policial contra afroamericanos y las protestas continuaron durante todo el verano, la última encuesta de AP-NORC indica una caída en el apoyo a las protestas. Si bien una gran parte de los afroamericanos aprueba las protestas, ese apoyo también ha disminuido desde junio.

Otro dato interesante que arroja la encuesta, es que las opiniones sobre las protestas difieren según la identificación del partido: el 70% de los demócratas las aprueba y el 75% de los republicanos las desaprueba. Esta diferencia partidista surge incluso entre los estadounidenses blancos: el 72% de los demócratas blancos aprueba las protestas, mientras que solo el 9% de los republicanos blancos están de acuerdo. 

A su vez, los demócratas son más propensos que los republicanos a decir que las protestas fueron generalmente pacíficas. Una vez más, las diferencias partidistas se mantienen, incluso entre los estadounidenses blancos. 

Este último dato sin duda se entiende a partir de la cobertura que hacen de las protestas los medios de comunicación afines a los demócratas, que en reiteradas ocasiones han sido denunciados por su complicidad al evitar mostrar las escenas de violencia por parte de los manifestantes y siempre bajo un discurso que apunta a culpar a las fuerzas policiales por cualquier tipo de incidente, incluso sugiriendo el desfinanciamiento de las fuerzas.

Andrés Vacca-BLes.com