Redacción BLes- Las instalaciones de la Coalición militar liderada por Estados Unidos en Irak sufrieron un ataque con cohetes, que causaron la muerte a un contratista e hirieron a 6 miembros del personal de la base cercana a la ciudad de Erbil, entre ellos a un estadounidense. 

El portavoz de la Coalición, coronel Wayne Marotto, informó sobre la delicada situación mientras el ataque era reivindicado por uno de los grupos terroristas vinculados a Irán, elevando la tensión en Oriente Medio, informó Reuters el 15 de febrero. 

Ante una serie de ataques similares recibidos hace poco más de un año, las fuerzas de la Coalición respondieron efectivamente y mientras los terroristas planeaban un ataque fue abatido el jefe de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, por la sigla en inglés) Qasem Soleimani, quien era responsable de muertes de estadounidenses.

Estados Unidos ya había advertido a Irán en ese momento que dejara de atacar con cohetes las bases estadounidenses.

Pero las milicias de Irán en Irak, dirigidas por Abu Mahdi al-Muhandis y su Kataib Hezbollah, el Movimiento de Resistencia Islámica de Irak, ​aumentaron sus ataques utilizando cohetes Katyusha de 107 mm, según The Jerusalem Post. 

En este momento la expectativa acerca de la respuesta de Biden es alta, dado que ya había anunciado su tendencia hacia hacer la paces con Irán y posiblemente retomar el Pacto Nuclear, del que se había separado el expresidente Donald Trump. 

De acuerdo con las investigaciones, a pesar de que Irán se había comprometido a limitar su producción de uranio para la producción de bombas nucleares, seguía con esa labor en secreto.

El ataque a las instalaciones cercanas a Erbil es grave y está por verse si los atacantes se saldrán con la suya, lo que a su vez podría envalentonarlos para escalar los ataques o si Estados Unidos tomará una represalia.

Le puede interesar:

Las docenas de órdenes ejecutivas firmadas por Biden en sus primeras semanas en la Casa Blanca generaron inquietud, porque consistentemente desmantelan el exitoso legado creado durante la administración de su predecesor.

Ejemplo de ellas es la adhesión al Pacto de París y a las polémicas teorías del cambio climático, destruyendo así la generación de cientos de miles de empleos vinculados a la poderosa y floreciente industria energética, que ahora se verá seriamente afectada. 

Otro ejemplo es la desactivación de los controles fronterizos, ahora el ingreso de gran cantidad de inmigrantes ilegales amenaza con incrementar los riesgos asociados con el tráfico de personas, el ingreso de pandilleros delincuentes y el contrabando de drogas, todos ellos atentando contra la vida de los estadounidenses. 

Asimismo, la presencia de varios funcionarios de alto rango nombrados por Biden, con historial de servicio bajo el Partido Comunista de China (PCCh) generan más dudas acerca del partido que tomará Biden, no obstante las medidas previas podrían ser un indicador de su próxima decisión frente a los ataques de los grupos pro iraníes.

José Hermosa-BLes.com