Charles Manson, líder de un culto que orquestó una serie de espantosos asesinatos en el sur de California por su “familia” de jóvenes seguidores, murió el domingo a los 83 años, dijeron funcionarios carcelarios.

Manson falleció por causas naturales el domingo por la tarde en hospital del condado de Kern, dijo el Departamento de Corrección y Rehabilitación de California en un comunicado. La entidad no entregó más detalles de las circunstancias que rodearon su muerte.

Manson cumplía cadena perpetua en la cercana prisión estatal de Corcoran por ordenar los asesinatos de nueve personas, incluida la actriz Sharon Tate.

Mucho después de que Manson desapareciera de los titulares, seguía siendo un símbolo del terror que desató en el verano de 1969.

“El mismo nombre de Manson se ha convertido en una metáfora del mal”, dijo en 1994 al diario Los Angels Times el fallecido Vincent Bugliosi, que enjuició a Manson.

Una fotografía reciente mostraba que en la cara del asesino de barba gris aún figuraba la cicatriz de la esvástica que cortó en su frente hace décadas.

Manson se convirtió en uno de los asesinos más famosos cuando ordenó a sus seguidores, mayoritariamente mujeres jóvenes, asesinar a siete personas en lo que según los fiscales era parte de un plan para incitar una guerra racial.