Una osa fue asesinada por agentes especiales para el control de la vida silvestre, luego de atacar y lastimar a una mujer que paseaba a su perro por la localidad de DeBary, en la costa noreste de Florida.

Al parecer, la mujer, que sufrió lesiones leves, rasguños en la cara, manos y espalda, le dio oportunidad de llamar a la línea de emergencia 911.

De igual forma, algunos testigos que visualizaron el momento del ataque llamaron a la policía del condado de Volusia para informar el caso de la mujer.

Esta fue la razón por la cual, los agentes de la FWC dispararon un dardo tranquilizante al animal y luego lo sacrificaron, en cuanto a sus crías fueron dejadas en libertad.

Cabe resaltar que existe un crecimiento “significativo” de la población de osos negros en Florida, que se estima llegó a 4.350 en 2015, de los 300 a 500 que había en 1970. Fuente: La Patilla.

Carmen Medina – Miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.