Mientras Estados Unidos le pide a los árabes que aumenten la producción de petróleo para bajar el precio, el gobierno saudí analiza valuar la venta de barriles en yuanes chinos en vez de dólares.

El Wall Street Journal reportó este martes que Arabia Saudita y China están en negociaciones para que las ventas de petróleo de los países de la península arábiga empiecen a ser valuadas en yuanes, en vez de dólares.

Las dos naciones han discutido el asunto de manera intermitente durante años, pero, según se informa, las conversaciones se intensificaron esta última semana, especialmente luego de Joe Biden demostrara ser incompetente de solucionar el conflicto en Ucrania.

Actualmente, Arabia Saudita y los demás países árabes venden su petróleo solamente a cambio de dólares —los famosos petrodólares— lo cual le permite al Reino tener unas abultadas reservas de divisas norteamericanas.

Pero Arabia Saudita está extremadamente enojado con el gobierno de Biden. Según el WSJ, el Príncipe Heredo Mohammed bin Salman está furioso por las negociaciones nucleares de Biden con Irán, el principal enemigo de los saudíes en Medio Oriente, por la quita de respaldo norteamericano de la Coalición Árabe en Yemen, y por los pedidos de la Casa Blanca de alejarse de Rusia.

Biden le pidió la semana pasada a Bin Salman que rompa el acuerdo de la OPEP+ con Rusia y aumente la producción de petróleo en los próximos meses, con el objetivo de reducir el precio internacional del barril de crudo. El príncipe saudí se negó y desde entonces no le responde las llamadas, según reporta el WSJ.

El líder demócrata decidió liberar de Guantánamo a Mohammad Ahmad al-Qahtani, uno de los terroristas de Al-Qaeda que planificaron el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, con el objetivo de mejorar las relaciones con los saudíes, pero hasta ahora sin resultados favorables.

En 2019, Arabia Saudita amenazó con vender su petróleo en otras monedas si el Congreso aprobaba un proyecto de ley que impusiera multas antimonopólicas a los miembros de la OPEP. El proyecto de ley fue derribado por Trump, quien mantuvo una excelente relación con los saudíes y logró que la OPEP haga siempre lo que él quería.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.