Redacción BLes– Todos los estadounidenses tendrán que vacunarse tres veces contra el virus PCCh para ser considerados plenamente vacunados, si el principal asesor médico del presidente se sale con la suya.

Anthony Fauci quiere que la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) apruebe la elevación de los criterios de la condición de “totalmente vacunado” para incluir una vacuna de refuerzo contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

“Por mi propia experiencia como inmunólogo, no me sorprendería en absoluto que el régimen adecuado y completo de vacunación fuera probablemente de tres dosis”, dijo en un comunicado.

Fauci, que también dirige el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, hizo estas declaraciones tras conocer que Israel exigirá a sus ciudadanos una tercera dosis para seguir siendo “considerados plenamente vacunados.”

Afirmó que los datos israelíes demuestran que la administración de una vacuna de refuerzo tuvo una reducción “sustancialmente positiva”, de diez veces, de los síntomas graves en más de un millón de pacientes de 60 años o más.

El país de Oriente Medio experimentó un grave brote de la variante Delta, tras registrar una drástica caída de la eficacia de la vacuna. El importante pico de infecciones entre los pacientes completamente vacunados comenzó en julio.

“No cabe duda de que los dramáticos datos del estudio israelí indican que los refuerzos que se están haciendo ahora allí, y que se contemplan aquí, apoyan con mucha fuerza la justificación de este enfoque”, dijo.

El gobierno de Biden espera comenzar a inyectar las vacunas de refuerzo a partir del 20 de septiembre. Los que recibieron las vacunas de dos dosis de Pfizer-BioNTech y Moderna podrán recibir la inyección ocho meses después de recibir la segunda dosis. Las inyecciones de refuerzo para la vacuna de dosis única de Johnson & Johnson todavía se están decidiendo.

La FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) todavía están tomando una decisión final sobre los refuerzos.

“Si es duradera, un esquema de tres dosis será con toda seguridad el tratamiento estándar, pero simplemente tendremos que esperar hasta que se presenten las pruebas a la FDA para ver si es así”, dijo.

El presidente Joe Biden no esperó a que la FDA y los CDC tomaran una decisión antes de aconsejar a todos los adultos estadounidenses que se pusieran la tercera dosis en los ocho meses siguientes a la anterior. Esta falta de paciencia suscitó fuertes críticas por parte de los reguladores federales y suscitó la preocupación de que la campaña de refuerzo de la Casa Blanca se moviera con demasiada rapidez.

Dos ejecutivos clave de la FDA implicados en el desarrollo y las pruebas de las vacunas han dimitido recientemente en protesta por varios supuestos fallos regulatorios.

Fauci había expresado previamente sus reservas sobre las dosis adicionales de vacunas en julio, diciendo que era demasiado pronto para hablar de refuerzos. Al parecer, el director general de Pfizer, Albert Bourla, se disculpó con él por haber revelado prematuramente el trabajo de la empresa en una tercera inyección.

A mediados de agosto, el experto en salud cambió de opinión, afirmando que los estadounidenses necesitarán “inevitablemente” refuerzos.

“Ninguna vacuna, al menos dentro de esta categoría, va a tener una protección indefinida”, dijo entonces.

Los datos de los CDC confirmaron que más de 175 millones de estadounidenses, es decir, algo más del 52% de la población, están totalmente vacunados con el esquema de dos dosis (o una dosis para la fórmula de Johnson & Johnson). El porcentaje de pacientes totalmente inmunizados en el grupo de edad más vulnerable, (65 años o más) se elevó a casi el 82%.

Bruce Pie – BLes.com