Los funcionarios indicaron que un hombre que se encontraba en la playa del Parque Estatal Lake of Three Fire, en Iowa contrajo la enfermedad.

Las autoridades sanitarias de EE.UU están en alerta, debido a que recientemente se detectó un caso de una extraña enfermedad llamada Ameba “comecerebros”, la cual genera distintas sintomatología hasta casi causar la muerte.  Así lo informó el portal web playgroundmag.

Los funcionarios indicaron que el primer caso de esta rara infección cerebral se detectó en un hombre, que estaba en una playa del del Parque Estatal Lake of Three Fires (Iowa, EEUU)

El primer caso de Naegleria fowleri o ameba originó que se cerrara el balneario y se  empezara una investigación exhaustiva.

La ameba entra por las fosas nasales

Según los datos del Departamento de Salud de EE.UU, la ameba se contrae a través de las fosas nasales.

A partir de allí  pasa directamente al  cerebro provocando un sinfín de malestares, tanto musculares como respiratorios.

La misma puede provocar  migrañas, hipertermia, rigidez de cuello y vómitos para después causar mareos, letargo, confusión y alucinaciones.

Naegleria fowleri se encuentra comúnmente en el suelo y en agua dulce tibia como la de los lagos, ríos y fuentes termales, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC). También se puede encontrar en piscinas con bajo mantenimiento o sin cloro.

Las infecciones causadas por Naegleria fowleri pueden ocurrir cuando el agua donde está presente la ameba ingresa al cuerpo a través de la nariz de una persona, luego viaja hasta el cerebro donde destruye el tejido cerebral, dijo el departamento de salud. La infección no es contagiosa y no puede ser causada por tragar agua contaminada.

El departamento de salud está trabajando con los CDC para analizar el agua del lago y “confirmar la presencia de Naegleria fowleri”, lo que llevará varios días, según el comunicado.

El virus no es contagioso

A pesar de la alerta los científicos han indicado que a diferencia de otras infecciones, la ameba no se contrae tan fácilmente.

Además indicaron, que desde 1962, solo se han identificado 154 casos conocidos en EE.UU.

Debido a la situación el Departamento de Salud de Iowa ha ofrecido una serie de medidas para reducir el riesgo de infección.

Algunas de estas medidas son: mantener la nariz cerrada con pinzas nasales y no meter la cabeza en lugares públicos de agua dulce.

Por Daniel Parra – Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.