Redacción BLes- El Comité Inaugural de Joe Biden publicó una lista de empresas corporativas que financian el evento de asunción programado para el 20 de enero. Entre las empresas no podían faltar los gigantes de Silicon Valley: Google y Amazon, quienes funcionaron como aliados incondicionales del candidato demócrata durante toda su campaña presidencial. 

El 20 de enero está programada la ceremonia de asunción de Biden a la Casa Blanca y según informó el Comité Inaugural del candidato demócrata, parte del costoso evento es financiado por grandes corporaciones de Silicon Valley como Google y Amazon.

No son inusuales las donaciones corporativas para este tipo de eventos, pero en este caso resulta polémico sobre todo por el rol que han jugado estas empresas durante toda la campaña presidencial. Han callado las voces conservadoras, promovido mentiras que beneficiaron a los demócratas y difundido otros engaños para perjudicar al presidente Trump.

Recientemente, en las elecciones por el Senado de Georgia, los demócratas Jon Ossoff y Raphael Warnock han recibido un fuerte impulso económico de Silicon Valley durante sus campañas. Grandes firmas como Apple, Amazon y Google encabezan las listas de fuentes de donaciones para sus campañas.

Acorde a los datos publicados por el Center for Responsive Politics, se evidencia que Ossoff recibió más de 950.000 dólares de personas asociadas con Alphabet Inc., la empresa matriz de Google, casi 300.000 dólares de Apple, 275.000 dólares de Microsoft y 500.000 entre Facebook y Amazon.

Estas polémicas firmas fueron presentadas y vendidas como plataformas de libre expresión individual, pero finalmente funcionan como editores de información y promotores de narrativas con intereses específicos de la izquierda globalista. 

Además, otro punto que ha sido criticado en las últimas semanas es que los empleados de las Big Tech han obtenido altos cargos en el equipo de transición Biden-Harris, lo que pone en evidencia la proximidad con la que trabajan los demócratas y las Big Tech.

Según trascendió, al menos nueve miembros o asesores del equipo de transición de Biden ocuparon anteriormente altos cargos en Facebook, Google o Twitter. Y varios miembros del equipo de transición trabajaron también en la administración de Obama antes de unirse a uno de los gigantes tecnológicos y luego volver a ingresar a la política como parte del equipo de Biden. Demostrando que la relación no es algo nuevo.

En 2016, la administración Obama fue objeto de críticas por su estrecha relación con Google. 

De hecho en 2016, el medio The Intercept documentó 55 casos de empleados de Google que ocuparon puestos en el gobierno bajo la administración de Obama y 197 casos de empleados federales que cuando finalizó su mandato, dejaron sus puestos para comenzar a trabajar en Google

Distintos funcionarios republicanos manifestaron su preocupación al respecto e incluso han afirmado que las Big Tech serán quienes dirijan realmente el gobierno. 

El senador Ted Cruz, republicano por Texas, le dijo a Fox News: “Los multimillonarios de las grandes tecnologías en Silicon Valley trabajan constantemente para promover los intereses del Partido Demócrata mientras silencian a aquellos con quienes no están de acuerdo. Y lo hacen mientras disfrutan de una inmunidad especial de responsabilidad bajo la Sección 230, que efectivamente opera como un bienestar corporativo masivo”.

Y agregó: “El hecho de que los altos ejecutivos de Big Tech estén planeando trabajar para una posible administración de Biden es solo una evidencia más de que las Big Tech trabajan mano a mano con el Partido Demócrata”.

Andrés Vacca-BLes.com