Redacción BLesAutoridades sanitarias del condado de Los Ángeles anunciaron esta semana que se volvía a implementar la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores, argumentando un aumento repentino de contagios del virus PCCh, a pesar de la gran proporción de personas vacunadas. Sin embargo, el alguacil del condado, Alex Villanueva, confirmó que no permitirá que se haga cumplir el mencionado mandato. 

A partir del sábado 17 de julio, el condado de Los Ángeles volvió a implementar una normativa que impone que los residentes utilicen máscaras mientras están en espacios interiores, independientemente del estado de vacunación de cada ciudadano. 

Luego de fuertes restricciones impuestas hasta hace unos meses atrás, hasta la semana pasada solo se recomendaba el uso de máscaras en interiores pero no se exigía como requisito legal. Sin embargo, el nuevo mandato exige que los residentes vuelvan a utilizar la máscara al ingresar a cualquier establecimiento público interior, incluidas tiendas minoristas, supermercados, bares, clubes, restaurantes y lugares de trabajo, informó Fox News.

“No estamos donde debemos estar para los millones en riesgo de infección aquí en el condado de Los Ángeles, y esperar para hacer algo será demasiado tarde, dado lo que estamos viendo”, dijo el Dr. Muntu Davis, oficial de salud del condado de Los Ángeles. en una sesión informativa virtual con los periodistas.

Por el momento no se anunciaron medidas que obliguen a los dueños de comercios a cerrar sus puertas como sucedió en el pasado, pero sus clientes no podrán ingresar sin un tapabocas que les cubra el rostro.

La medida no fue bien recibida por ciertos sectores de la población, que a este punto entienden la obligatoriedad del uso de máscaras como una especie de imagen simbólica para transmitir temor y estado de alerta, más que como una herramienta efectiva para combatir el virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

Tal es así, que el propio alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, ha confirmado que no permitirá que su departamento haga cumplir el nuevo mandato de máscara de Newsom que entrará en vigencia este fin de semana.

En un comunicado público, Villanueva manifestó que obligar a quienes están vacunados o ya contrajeron el virus a utilizar máscaras en interiores “no está respaldado por la ciencia y contradice las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU,” quienes hace varios meses ya eliminaron la obligación de utilizarlo.

 

Le recomendamos: “Que me maten en la calle porque a casa no tiene sentido volver”: disidente cubano [4]

Ad will display in 09 seconds

Villanueva advirtió en el comunicado que si bien es cierto que el Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles (DPH), tiene autoridad para hacer cumplir la polémica normativa, no contará con el apoyo de su departamento para controlar y exigir su uso a la población.

“El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles (DPH) tiene autoridad para hacer cumplir la orden, pero el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles con fondos insuficientes / sin fondos no gastará nuestros recursos limitados y en su lugar pedirá el cumplimiento voluntario”, dijo. “Alentamos al DPH a trabajar en colaboración con la Junta de Supervisores y las fuerzas del orden para establecer mandatos que sean alcanzables y respaldados por la ciencia”.

No queda claro por el momento por cuánto tiempo los funcionarios de salud planean mantener la normativa, pero se sobreentiende que en principio continuará por lo menos hasta una nueva reducción considerable de casos.

Paralelamente al anuncio de obligación de uso de máscaras, el Departamento de Salud Pública dijo que la tasa de positividad del virus PCCh aumentó un 700% en un mes, pasando del 0,5% al ​​3,7%. Este aumento considerable en la cifra de infectados se traduce en un argumento más en favor de aquellos que no desean aplicarse la vacuna por la desconfianza tanto en sus posibles efectos colaterales como por su poca efectividad para prevenir el virus.

Andrés Vacca – BLes.com