Redacción BLes – Una de las nuevas reglas impuestas por la alcaldesa demócrata de Washington DC, Muriel Bowser, para frenar los posibles contagios de virus PCCh (coronavirus de Wuhan) es prohibir a los asistentes de las bodas que bailen y socialicen entre ellos, tanto dentro como fuera del salón de fiesta, según reporta The Western Journal.

Si bien la medida se hizo vigente a partir del 26 de abril, el lunes fue anunciada por la alcaldesa y actualmente está teniendo mucha repercusión, principalmente por las críticas que esta ha suscitado.

Ahora el gobierno de Bowser, cuyo perfil de Twitter la muestra con una máscara, permite finalmente a los residentes de DC asistir a bodas con hasta 250 personas, sin embargo estos no podrán pararse ni bailar, ni en el interior ni en el exterior.

“Sin las continuas medidas extraordinarias autorizadas bajo el estado de emergencia, así como el cumplimiento de la comunidad con las medidas preventivas y la vacunación generalizada, el progreso que el Distrito ha logrado en la protección de la salud pública, la seguridad y el bienestar se vería amenazado”, decía el anuncio.

Le recomendamos: El día que Putin ENFRENTÓ a los medios PROGRESISTAS que enarbolaban a Greta Thunberg

Ad will display in 09 seconds

“A partir del 1 de mayo, las instalaciones y lugares de usos múltiples pueden albergar eventos como bodas y eventos especiales no recurrentes siempre que no haya más del veinticinco por ciento (25%) de capacidad en cualquier sala o hasta doscientos cincuenta (250 ) personas”.

“Los asistentes y los invitados deben permanecer sentados y socialmente distanciados entre sí o de otros grupos domésticos”, continuó la orden. “No se permiten recepciones de pie y con baile”.

El representante Lance Gooden (Republicano de Texas), fue uno de los críticos que comentó en un twitter:

“Los homicidios han aumentado un 41 POR CIENTO en Washington, DC pero afortunadamente el alcalde Bowser prohibió bailar en las bodas”.

Otros críticos señalaron el hecho de que el último dictamen de Bowser no se basó de ninguna manera en la ciencia ni reflejaba el panorama del virus PCCh en DC.

Otros cuestionan que mientras Bowser ejerce arbitrariamente sus poderes de emergencia sobre una población sufrida, otros estados con muchas menos restricciones no han visto disparadas las cifras de contagios.

Por ejemplo, ni Florida ni Texas tienen casos de COVID que se disparan y el baile sigue siendo una tradición muy apreciada el día de su boda, comenta el Western Journal.

Recordemos que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, suspendió el lunes todas las órdenes de emergencia locales referentes al virus PCCh, a través de  una orden ejecutiva, mientras firmaba una ley que restringe lo que pueden hacer tanto los gobernadores como los alcaldes durante las pandemias.

“Creo que eso es lo que se debe hacer basado en la evidencia”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa en San Petersburg. 

“Ya no estamos en estado de emergencia”, afirmó el gobernador republicano.

En este escenario de pandemia mundial, muchas personas están cuestionando las medidas exageradas de algunas autoridades, principalmente demócratas y de izquierda, considerando que las restricciones tienen motivaciones políticas y no son precisamente para cuidar a la población de potenciales contagios.

Celeste Caminos – Bles.com