Legislatura de Alabama aprueba dos leyes similares a las de Florida para proteger a los niños de la agenda LGBT.

Luego de la aprobación de ley de Protección de Niños en Florida, otros Estados republicanos están siguiendo el mismo camino para proteger a los niños del adoctrinamiento de la agenda LGBT.

Esta semana, la Legislatura de Alabama, con mayoría republicana, aprobó por 66 contra 28 votos dos proyectos de ley que buscan promover estas protecciones. Uno criminaliza a los proveedores de atención médica que realicen cirugías de cambio de sexo a menores de edad, y otro que requiere que los estudiantes usen baños que coincidan con el género en sus certificados de nacimiento.

Ambos fueron firmados y ratificados por la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, y ya son ley. “Creo firmemente que si Dios te hizo niño, eres un niño, y si te hizo niña, eres una niña“, dijo momentos antes de firmar la ley.

El proyecto de ley “contra la afirmación de género”, como lo describe la izquierda, es la primera legislación de este tipo en los Estados Unidos, y convierte en delito grave, punible con hasta 10 años de prisión, que un médico recete bloqueadores de la pubertad u hormonas o realice una cirugía para cambiar de sexo a personas menores de 19 años.

El legislador republicano Wes Allen de Troy, patrocinador del proyecto de ley en la Cámara de Representantes, argumentó durante el debate del jueves por la mañana que los jóvenes transgénero no tienen la edad suficiente para tomar decisiones sobre los medicamentos y cirugías de cambio de género.

Sus cerebros no están desarrollados para tomar decisiones y entender las consecuencias a largo plazo sobre lo que estos medicamentos y cirugías le hacen a su cuerpo“, dijo Allen.

Otro pedazo de la legislación, copiándose de lo que se aprobó en Florida, obligará a los consejeros escolares, las enfermeras y otras autoridades de las escuelas que informen a los padres si un niño les revela que cree que es transgénero.

Esto es una respuesta a lo que se conoce en Estados Unidos como “child grooming” en escuelas: cuando las maestras o cualquier adulto en el ámbito escolar tienen conversaciones secretas sobre sexualidad con menores de edad, y luego no le informan a los padres.

Este otro proyecto de ley también requiere que los estudiantes de las escuelas públicas usen baños o vestuarios que coincidan con el género que figura en sus certificados de nacimiento y prohíbe la discusión en el aula sobre orientación sexual o identidad de género en ciertos grados.

Ivey dijo al firmar esta segunda ley: “Aquí en Alabama, los hombres usan el baño de hombres y las damas usan el baño de damas; es realmente una obviedad“.

Este proyecto de ley también garantizará que nuestras aulas de primaria permanezcan libres de cualquier tipo de conversación sexual”, completó Ivey.

Una “ola republicana” en contra de la agenda LGBT en niños

La votación de Alabama es la última de una serie de esfuerzos republicanos para frenar los cambios de sexo para “niños trans”. La semana pasada, el gobernador de Arizona, Doug Ducey, firmó un proyecto de ley que prohíbe la cirugía de reasignación de género irreversible para menores.

Esta semana en Georgia, la Asamblea General aprobó un proyecto de ley que prohíbe a hombres biológicos participar en competiciones deportivas femeninas. Una ley similar fue aprobada en Utah hace unas semanas, y aunque el gobernador trató de vetarla, la Legislatura anuló el veto por dos tercios.

Sin embargo, el caso que más ruido hizo fue el de Florida. El gobernador republicano, Ron DeSantis, promulgó una ley que prohíbe la instrucción sobre orientación sexual e identidad de género desde el jardín de infantes hasta el tercer grado, y pone especial foco en evitar el “child grooming“.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.