Redacción BLes– El agente de Chicago y compañero de la fallecida Ella French podría tener que enfrentarse a una discapacidad de por vida tras ser atacado y recibir un disparo en la cabeza durante un control de tráfico.

Los dos agentes fueron alcanzados por las balas durante un control de tráfico cerca de la 63ª y Bell en Englewood el 7 de agosto. Lamentablemente, French no sobrevivió y falleció a los 29 años.

El oficial Yanez Jr., de 39 años, recibió tres disparos en el incidente, uno de ellos en el ojo derecho, otro en la parte superior de la cabeza y otro en el hombro, dijo su familia en el post de recaudación de fondos.

Según la cadena local CBS de Chicago, los médicos no pudieron extraer dos de las balas en la cabeza de Yanez a pesar de tres cirugías, y tendría que luchar para recuperarse con las balas que le quedaban en la cabeza.

Yanez también había perdido su ojo derecho.

La hermana de Yáñez Jr., Nicole Christina, dijo que había salido de la UCI, pero que no veían “ningún movimiento en el lado izquierdo de su cuerpo ni en la pierna derecha”.

Le recomendamos: Exempleada de Pfizer CONFIRMA la existencia de GRAFENO en las VACUNAS contra el virus pcch

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

El agente, cariñoso esposo y padre de un hijo de 2 años, necesita más terapia para superar la parálisis que ha afectado a tres de sus extremidades. Pero su hermana compartió que les había dado algo de esperanza, después de que demostrara tics de movimiento en sus extremidades.

“Todos estamos aún incrédulos por el incidente”, escribió ella y la cuñada de Yáñez, Evelyn Gamboa, en la campaña de GoFundMe.

“El daño físico hecho además del trauma psicológico que todo el mundo está experimentando nunca debería haber sucedido”, dijeron, dado que los múltiples disparos que golpearon a Yanez serían todos capaces de dejarle con una “discapacidad potencialmente de por vida”.

“Se le fracturó gran parte de la cara y la cuenca del ojo durante este incidente, pero afortunadamente eso ha sido reparado quirúrgicamente. Mantenemos la esperanza de una recuperación milagrosa, pero tenemos que prepararnos para lo que está por venir”, escribió su familia.

“Siempre rezaremos por la estabilidad de los vasos sanguíneos de su cerebro. Lo más importante es que seguimos con nuestros corazones llenos de gratitud por el hecho de que esté vivo”, añadieron.

En la mañana del miércoles 18 de agosto, la campaña de GoFundMe había recaudado más de 154.000 dólares de su objetivo de 250.000 dólares.

Al despertarse todavía en una cama de hospital, el oficial Yáñez agradeció a todos el apoyo que le habían brindado.

“Os quiero a todos”, dijo. Luego se dirigió a su mujer y a su hijo y les dijo: “Todo esto lo hago por vosotros”.

Su hijo pequeño había pasado por muchas cirugías craneales por una enfermedad con la que nació, y necesitaría terapias continuas.

“Durante el tiempo de recuperación de Carlos [el hijo de Yáñez], Brenda tendrá que cargar con mucho más en lo económico, en lo físico y en lo emocional”, compartió su familia.

Tras el ataque, se detuvo a tres sospechosos: dos hermanos, Emonte Morgan, de 21 años, y Eric Morgan, de 19, y Jamel Danzy, acusado de suministrar ilegalmente la pistola utilizada durante el violento altercado.

Según el Washington Examiner, Danzy fue puesto en libertad el 11 de agosto tras pagar una fianza de 4.500 dólares, tal y como ordenó el juez de instrucción Jeffrey Gilbert,

Emonte Morgan fue acusado de asesinato en primer grado, intento de asesinato de un agente de policía con dos cargos, uso ilegal de un arma por un delincuente y uso agravado de un arma por un delincuente, informó ABC News.

Eric Morgan fue acusado de uso ilegal agravado de un arma, uso ilegal de un arma por un delincuente y un cargo de obstrucción a la justicia.

Laura Enrione – BLes.com