Redacción BLesLa campaña de la administración Biden de fronteras abiertas continúa a pesar del colapso padecido en la frontera sur de los Estados Unidos. Ahora, Alejandro Mayorkas, secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), está invitando a más inmigrantes ilegales deportados a regresar a Estados Unidos con el argumento de que puedan reunirse con sus hijos que lograron pasar, por más que no haya sido de modo legal.

Ante la penosa situación económica que viven muchos países latinoamericanos, aumenta la cantidad de padres que se ingenian para llegar a la frontera y dejar a sus hijos del lado estadounidense con el objetivo de lograr una visa legal de ingreso a futuro. 

Esta modalidad existe sólo porque durante varios años los gobiernos izquierdistas han creado expectativas otorgando visas de residencia a familias enteras para que se reencuentren con sus hijos migrantes en los Estados Unidos. La gestión actual, volvió a utilizar estos métodos, provocando aún más expectativas para que continúe la perversa modalidad en que los migrantes abandonan a sus hijos en las fronteras.

Actualmente, Mayorkas, promociona explícitamente este tipo de encuentros familiares otorgando visas de residentes a inmigrantes ilegales deportados por el solo hecho de que sus hijos o familiares han logrado atravesar la frontera.

Los reencuentros familiares, sumado a ciertas técnicas de marketing, resultan sumamente emocionantes a los ojos de los votantes, quienes terminan aceptando la política de fronteras abiertas conmovidos por las imágenes utilizadas por el gobierno como propaganda populista para desviar la atención del problema de la inmigración ilegal y el colapso de las fronteras. 

“El Departamento de Seguridad Nacional está comprometido con la búsqueda incesante de reunificar a las familias que fueron cruelmente separadas por la administración anterior”, dijo Mayorkas en un comunicado del DHS. Y continuó diciendo:

“Cuando reunimos a las primeras siete familias el mes pasado, dije que esto era solo el comienzo. En las próximas semanas reuniremos a 29 familias más. En estrecha coordinación con organizaciones no gubernamentales, socios legales e interinstitucionales, el Grupo de Trabajo continuará este trabajo crítico”.

El grupo de inversores FWD.us de Mark Zuckerber, está financiando silenciosamente una enorme campaña de lobby para obtener más amnistía y más migración. Los propios líderes de la campaña dicen que los videos de reunificaciones emocionales de los migrantes deportados los están ayudando a desviar la cobertura televisiva del flujo alarmante de migrantes económicos alentados por las políticas de inmigración del presidente Joe Biden.

“Algunas de las reunificaciones familiares que vimos cambiaron la cobertura en mayo de este año y comenzaron a humanizar lo que está sucediendo exactamente”, dijo Xochitl Hinojosa , director de la firma de relaciones públicas de FWD.us, Bully Pulpit Interactive. Ella habló durante una presentación en video del 26 de mayo a los activistas de amnistía vinculados a Zuckerberg.

Le recomendamos: TRUMP le da el GOLPE FINAL a FAUCI – Esto dijo sobre los MAILS

Ad will display in 09 seconds

Los miembros del equipo admitieron que intentan replantear el debate nacional sobre la migración en torno a las emociones personales de los migrantes individuales.

La reformulación tiene como objetivo excluir cualquier reconocimiento de los medios de comunicación de las preocupaciones económicas e ideológicas de los estadounidenses sobre la sociedad, la ley, el crimen, las violaciones fronterizas y el enorme impacto de la migración en los salarios y los precios de la vivienda. Por ejemplo, un memorando de votación financiado por FWD.us el 9 de marzo aconsejó a los legisladores pro amnistía que evitaran hablar sobre la economía de la migración:

“Es mejor concentrarse en todos los detalles de simpatía antes mencionados de los afectados [por una amnistía] que hacer argumentos económicos, incluidos argumentos sobre salarios o demanda de trabajo”, dice un memorando al que tuvo acceso Breitbart.

La influencia del grupo pro-migración en la Casa Blanca se puso de relieve el 14 de mayo cuando Biden se reunió con varios migrantes a quienes la directiva DACA de 2012 del presidente Barack Obama les dio permisos de trabajo. Los seis inmigrantes fueron liderados por Maria Praeli, quien trabaja como gerente de relaciones con el gobierno para los muchos inversionistas adinerados del grupo FWD.us de Zuckerberg.

Biden se hizo eco de la estrategia de amnistía 2021 de FWD.us en un comunicado después de reunirse con Praeli y los otros migrantes, publicando en su cuenta de Twitter:

“La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con Dreamers en la Oficina Oval. Estos jóvenes son parte del tejido de nuestra nación y son vitales para nuestro futuro. El Congreso debe aprobar la Ley de Ciudadanía de los EE. UU. y crear un camino hacia la ciudadanía para los dreamers, los trabajadores agrícolas y los titulares de TPS ahora”.

Este tipo de políticas resultan imprescindibles a la administración Biden para revertir la imagen negativa que se ha incrementado en los últimos meses debido a las políticas fronterizas, que si bien generan una nueva base de votantes para los demócratas entre los migrantes ilegales, resultan cada vez más impopulares entre republicanos e incluso entre demócratas decepcionados por las medidas.

Andrés Vacca – BLes.com