Redacción BLes– La ex primera dama de EE. UU., Michelle Obama, tiene gran influencia en Netflix, por lo que se presume su complicidad en la presentación de la película pornográfica infantil “Cuties”, que causa profunda controversia, de acuerdo con The Federalist del 14 de septiembre. 

En este sentido llama la atención que no haya hablado en defensa de los derechos de los infantes, más aún cuando promueve su imagen como “madre de América” y trata de empoderar a las mujeres.

Al unir los hechos de que Michelle Obama es la fundadora de la Alianza Mundial de las Niñas, para “empoderar a las niñas”, y de que firmó un contrato junto con su esposo, el expresidente Barack Obama, con Netflix para producir contenido, por 50 millones de dólares, resulta el destacado rol que juega en este caso de hipersexualización de niñas de 11 años.

“El personaje principal de Cuties es una chica negra de 11 años. En estos días, no hay manera de que Netflix publique una película explotando sexualmente a una chica negra sin la aprobación de sus socios más influyentes: los Obama y Susan Rice. No sucederá. Cancel Netflix”, escribió el presentador de entrevistas Jesse Peterson, según Fox News. 

Igualmente, varios legisladores estadounidenses rechazan la polémica película, y promueven investigaciones sobre su legalidad, entre ellos el senador Ted Cruz, quien cuestionó el silencio de Barack Obama y preguntó cuánto dinero habría recibido en este negocio. .

“Es justo decir que los bailes provocativos que se representan en Cuties son una afrenta a la dignidad de los niños y estimulan el comercio de la trata de niños con fines sexuales”, escribió Cruz al Fiscal General William Barr el 11 de septiembre.

Cientos de miles de personas que firmaron una  petición para que la película se elimine de Netflix consideran que “sexualiza niñas de once años para el placer visual de los pedófilos”. 

“El gigante capitalista [Netflix] ha identificado correctamente el hecho de que la sexualización de las chicas jóvenes es una verdadera máquina de hacer dinero, como la industria del porno ha sabido desde hace mucho tiempo”, dijo la escritora Louise Perry.

También agregó: “Sin barreras morales en su camino, ¿qué les detendrá?.

Por su parte, en respuesta a tuit del usuario de Twitter @cjtruth en el que relaciona el artículo de The Federalist sobre Michelle Obama y su complicidad con Netflix, otro de los usuarios de la red adjunta un cuadro con las relaciones de un ejecutivo de Netflix con Barack Obama y la exconsejera de Seguridad Nacional Susan Rice.   

José Hermosa-BLes.com