Redacción BLes – La administración Trump ha implementado una gran cantidad de medidas para contrarrestar el avance del régimen comunista chino en la economía de los Estados Unidos. Ha buscado equilibrar tantos años de malos negocios por parte de gobiernos anteriores que actuaron en detrimento de los intereses norteamericanos. La reciente medida de excluir de la bolsa de valores a empresas chinas ligadas a su inteligencia y ejército, provocó la ira del Partido Comunista Chino (PCCh), y lanzó algunas amenazas para tratar de intimidar en vano al gobierno de los EE.UU.

Luego de que se confirmara la exclusión de tres importantes empresas chinas de la bolsa de valores de NY debido a sus conexiones con el ejército chino, el régimen comunista lanzó una amenaza el sábado a través de un comunicado oficial advirtiendo al gobierno de los Estados Unidos que “China tomará las contramedidas necesarias”.

El jueves, la bolsa de valores de Nueva York confirmó que eliminaría de la lista a China Telecom Corp. Ltd., China Mobile Ltd. y China Unicom Hong Kong Ltd., y que la negociación de las empresas se suspenderá en algún momento entre el 7 y el 11 de enero.

La medida es consecuencia de la Orden Ejecutiva firmada por el presidente Trump el 12 de noviembre a través de la cual se prohibió a los estadounidenses invertir en un grupo de empresas chinas que, acorde a lo informado por el Departamento de Comercio, suministran y apoyan al ejército de China.

La orden del presidente Trump busca fortalecer una ley de 1999 que ordena que el Departamento de Defensa compilara una lista de compañías militares chinas, hecho que nunca se había cumplido hasta la administración Trump. El Pentágono, finalmente ha designado por el momento a 35 empresas, incluida la petrolera CNOOC Ltd y el principal fabricante de chips de China, Semiconductor Manufacturing International Corp.

Tal como informó Fox News, la Bolsa de Valores de Nueva York inició el proceso de exclusión de valores de tres compañías de telecomunicaciones chinas incluidas en la lista.

El régimen comunista chino se sintió acorralado por la decisión y lanzó una amenaza contra el gobierno de los Estados Unidos en un comunicado oficial diciendo:

“China se opone a que los estadounidenses abusen de la seguridad nacional al incluir a las empresas chinas en la lista de las llamadas ‘Compañías militares comunistas de China’ y tomará las contramedidas necesarias”, lanzó un portavoz del Ministerio de Comercio de China.

Las autoridades del Partido Comunista Chino (PCCh), no dieron mayores

Bajo la administración Trump, Estados Unidos ha logrado intensificar las sanciones económicas y poner así un freno a la penetración avasallante que logró realizar el régimen chino en la sociedad estadounidense, a través de sus grandes empresas durante las últimas décadas.

También se sumaron las prohibiciones de visas a funcionarios gubernamentales y miembros del Partido Comunista, especialmente en las últimas semanas cuando Estados Unidos anunció planes para limitar las visas para todos los miembros del Partido Comunista Chino y sus familiares a un mes, en lugar de 10 años.

Paralelamente a la Orden Ejecutiva del presidente Trump, el representante republicano Mike Gallagher, presentó hace un mes en la Cámara un nuevo proyecto de ley que tiene como objetivo prohibir que los capitales estadounidenses inviertan en empresas chinas que figuran en la denominada Lista de Entidades del Departamento de Comercio, un listado de empresas que enfrentan restricciones estadounidenses por distintos tipos de violaciones a la seguridad nacional. 

Durante una entrevista brindada a Fox News, Gallagher aseguró: “Hemos visto que el Partido Comunista de China está comprometido en una campaña implacable para dominar las tecnologías críticas”, y agregó: “Como hemos visto una y otra vez, el PCCh explota nuestro sistema abierto y justo para dominar esas tecnologías utilizando capital estadounidense para financiar su maligna agenda”.

Esta nueva propuesta de legislación, según informó Gallagher, funcionará como una especie de extensión de la orden ejecutiva firmada por el presidente Trump, la cual fue elogiada por el congresista.

Andrés Vacca – BLes.com