Redacción BLes– El profesor estadounidense de derecho, Jonathan Turley, considerado progresista, dictamina que el presidente tiene el derecho de defender la propiedad federal, aludiendo a las quejas de los demócratas por la acción de los agentes federales para controlar los disturbios en sus territorios.

Los altos niveles de violencia causados por manifestantes izquierdistas, supuestamente “pacíficos” y la relativa complacencia de las autoridades locales demócratas, han ocasionado cientos de muertos y destrozos en los bienes públicos, por lo que la Administración Trump respondió enviando agentes federales para proteger a los ciudadanos y a sus bienes.

En este sentido Turley se manifestó en apoyo de las decisiones gubernamentales, de acuerdo con su interpretación de la ley.

“…El Presidente puede enviar oficiales federales para proteger edificios federales o hacer cumplir las leyes federales. Bajo el arte… II, el Presidente tiene el deber de ‘cuidar que las leyes se ejecuten fielmente’. Varios estatutos permiten que las agencias federales ayuden a mejorar la aplicación de las leyes federales”, tuiteó Turley.

“El presidente y el Departamento de Justicia nunca tienen que esperar a que un estado pida la intervención federal”, habría considerado también Turley, agregando: “Los funcionarios estatales y locales tienen la responsabilidad principal de hacer frente a la delincuencia en las calles”, citado por Guy Benson, el editor político de Townhall, el 22 de julio. 

Uno de los casos más documentados de la intervención de la fuerza federal fue el de la protección del Palacio de Justicia Federal en Portland, sitiado por los agresivos miembros del grupo considerado terrorista Antifa, según se dice. 

Por su parte, el ex fiscal federal Andy McCarthy sostiene que “en Portland, los agentes federales están ejecutando fielmente las leyes de nuestra nación”.

Una declaración de la policía de Portland describió sobre el ataque al Palacio de Justicia, “docenas de personas con escudos, cascos, máscaras de gas, paraguas, murciélagos y palos de hockey se acercaron a las puertas” del juzgado, del que además han roto sus puertas de cristal, cubierto su exterior con graffiti, e intentado incendiarlo en varias ocasiones.

La indignación contra los manifestantes izquierdistas va en aumento.

“Estos ‘manifestantes pacíficos’ están usando láseres para apuntar a los ojos de los oficiales, disparando a los rodamientos con ondas, usando pistolas de perdigones y rifles de aire, lanzando fuegos artificiales contra los oficiales, y atrincherando a la policía dentro de un tribunal federal”, denunció la campaña de Trump, según Townhall del 22 de julio.

Por otra parte, las quejas y la animadversión de los demócratas ha sido constante. la Presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, se refirió a los agentes federales como “tropas de asalto” que están “secuestrando a los manifestantes”. 

Asimismo, el candidato presidencial demócrata y exvicepresidente, Joe Biden, acusó el 21 julio a la policía federal de “atacar brutalmente a los manifestantes pacíficos” alrededor del tribunal federal de Portland, y que actuar “sin un mandato o autoridad claramente definidos”. 

Más allá de los argumentos de los demócratas, el presidente estadounidense Donald Trump se pronunció al respecto al anunciar la creación de la Operación LeGend, compuesta por agentes de diferentes entidades federales para reforzar la seguridad en los lugares acosados por los manifestantes. Expresó solidaridad con los familiares de la víctimas y les aseguró protección.

 “También nos complace que se nos unan los estadounidenses que han perdido trágicamente a sus seres queridos por la reciente violencia”, expresó Trump de acuerdo con un reporte de la Casa Blanca del 22 de julio.  

“A cada uno de ustedes, por favor sepan que Estados Unidos está de duelo con ustedes, que nos comprometemos a honrar la memoria de sus queridos seres queridos luchando por la seguridad de todas y cada una de las comunidades. Traeremos esa seguridad.  Ya lo verán”.

José Hermosa-BLes.com