Redacción BLesEl científico y exvicepresidente de la farmacéutica Pfizer, Michael Yeadon, advirtió seriamente contra la vacuna del virus PCCh (Partido Comunista de China) o Covid que se aplica a los niños, por el elevado riesgo de muerte al que los expone.  

En este sentido, Yeadon mencionó que además de su trayectoria científica es padre y abuelo, por lo que puede asegurar: “Los jóvenes no son susceptibles al covid-19”, según una entrevista concedida a Steve Bannon el 9 de junio. 

La resistencia de los niños y los jóvenes a la infección haría innecesaria la vacuna para ellos, y si bien Yeadon confía en las vacunas aprobadas advierte que el medicamento que se está inoculando contra el virus PCCh no está aprobado, solo se le concedió una autorización de emergencia.

El elemento específico que convierte a estas ‘vacunas’ experimentales en peligrosas es la generación de la proteína de espiga (spike, en inglés), que desde hace años se conoce como productora de coágulos en la sangre.

“El diseño basado en el gen hace que el cuerpo fabrique la proteína del pico [de espiga] del virus, y sabemos y hemos sabido durante años que la proteína del pico del virus desencadena coágulos de sangre”, explica Yeadon. “Ese es un problema fundamental”.

Yeadon toma como referencia del alto índice de efectos secundarios adversos que producen estas polémicas ‘vacunas’, los numerosos casos en los que afecta la salud de quienes se la aplican. 

Así, cita que en años anteriores el promedio de las muertes causadas por todas las vacunas era de alrededor de 200, pero ahora se han registrado entre enero y mayo de 2021 más de 5.000 fallecimientos solo en Estados Unidos, causados por el medicamento contra el Covid. 

“Si se mira desde aproximadamente enero de este año y se compara mes a mes con cualquier año anterior… la cifra es simplemente enorme. Es entre 50 y 100 veces mayor. No son mis datos, son los datos públicos de EE. UU”, reiteró Yeadon ante Bannon. 

Le recomendamos: Esta científica que DESTROZÓ el relato del CAMBIO CLIMÁTICO en el senado de EEUU

Ad will display in 09 seconds

Peor aún, asume que ese medicamento fue aprobado de emergencia de forma fraudulenta, porque se violó el principio básico que impone que mientras haya un tratamiento efectivo contra la enfermedad no se concede la aprobación de emergencia a otro. 

En este caso, para curar las afecciones a la salud causadas por el virus PCCh existen la hidroxicloroquina, la ivermectina, la azitromicina y los esteroides inhalados que son todos seguros y eficaces. 

No obstante, cada uno de ellos fue suprimido por el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., Dr. Anthony Fauci, el establishment científico y los medios de comunicación.

Yeadon, ya había alertado en otra ocasión a las personas para que no se vacunen, dado que el riesgo de infección y muerte por el virus es tan pequeño como el de la gripe.

Además, tras las vacunas acecha el riesgo de perder la libertad individual a manos de los políticos que impulsan el ‘pasaporte sanitario’, según declaró en varias oportunidades, una de ellas en un video del 16 de mayo. 

Como Yeadon muchos científicos han emitido la voz de alarma usando diversos argumentos, con diferentes formas de respaldo, pero todos coinciden en que no es prudente aceptar el riesgo que implica ese tratamiento médico, menos ahora con más de un año de resultados contradictorios y adversos.

José Hermosa – BLes.com