La administración del presidente Donald Trump ha llamado al Partido Comunista Chino (PCCh) a detener la persecución de 21 años de Falun Gong, una antigua práctica espiritual de la Escuela Buda, de origen chino que el PCCh ha tratado de erradicar desde 1999.

“Hacemos un llamado al gobierno de la República Popular China [China] para que ponga fin de inmediato a su depravado abuso y maltrato a los practicantes de Falun Gong”, dijo el secretario de Estado Mike Pompeo en un comunicado el lunes 20 de julio.

El máximo diplomático estadounidense también instó al PCCh a liberar a los encarcelados debido a sus creencias y a abordar el paradero de los practicantes desaparecidos.

“Veintiún años de persecución a los practicantes de Falun Gong es demasiado tiempo y debe terminar”, dijo Pompeo.

En su declaración, el secretario dijo que existe una amplia evidencia que muestra que el PCCh continúa reprimiendo y abusando de esta comunidad de practicantes pacíficos hasta el día de hoy, incluida la tortura reportada de practicantes de Falun Gong y la detención de miles.

Pompeo volvió a contar la historia de la Dra. Zhang Yuhua, una practicante de Falun Gong sobrevivió a la atroz persecución del PCCh. En la reunión ministerial para promover la libertad religiosa organizada por el Departamento de Estado el año pasado, Zhang dijo que sobrevivió a las torturas mientras estaba prisionera en un campo de trabajos forzados en China. Ahora aboga en nombre de su esposo encarcelado, Ma Zhenyu, quien ha sufrido meses de tortura porque se niega a renunciar a sus creencias de Falun Gong.

Zhang fue una de los 27 sobrevivientes de persecución religiosa que se reunió con el presidente Donald Trump en julio de 2019 en la Oficina Oval, donde le dijo al presidente que la extracción forzada de órganos todavía existe en China.

La declaración de la administración Trump se produce dos días después de que 606 legisladores de 30 países y de todas las líneas del partido emitieran una declaración conjunta pidiendo al PCCh que detenga de inmediato la “campaña sistemática y brutal” para erradicar Falun Gong, según el centro de información de Falun Gong .

Los legisladores dijeron: “La persecución a Falun Gong en China ha sido una de las campañas más duras contra un grupo de fe en los tiempos modernos. Desde julio de 1999, millones de practicantes de Falun Gong en China han sido arrestados y encarcelados arbitrariamente sin el debido proceso y muchos han sido torturados e incluso asesinados “.

“Instamos … al gobierno chino [PCCh] a respetar las normas internacionales y … a detener de inmediato la persecución a Falun Gong en China, y a liberar incondicionalmente a todos los practicantes detenidos de Falun Gong y otros presos de conciencia”, dijeron.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una antigua práctica espiritual de la Escuela Buda, basada en los principios de Verdad, Benevolencia, Tolerancia. La práctica atrajo a unos 100 millones de practicantes antes de que el entonces secretario general del PCCh, Jiang Zemin, un ateo marxista, lanzara una campaña para reprimir a los practicantes desde el 20 de julio de 1999.