Redacción BLes– Varias senadoras del Partido Republicano cuestionaron a los demócratas por la campaña de difamación que han instaurado en contra de la jueza Amy Coney Barrett luego de ser nominada para ocupar el puesto vacante en la Corte Suprema tras la muerte de Ruth Bader Ginsburg.

Durante una conferencia de prensa el miércoles un grupo de senadoras republicanas conformado por Shelley Moore Capito (R-WV.), Cindy Hyde-Smith (R-MS), Kelly Loeffler (R-GA), Marsha Blackburn (R-TN), Joni Ernst (R-IA), Deb Fischer (R-Nb) y Martha McSally (R-AZ) expusieron el doble rasero que emplean para el trato hacia las mujeres ambiciosas y exitosas que en particular tienen una visión conservadora.

La senadora republicana por Georgia, Kelly Loefler señaló: “Sabemos que los peores elementos de la izquierda vendrán después de la jueza Amy Coney Barrett con todo lo que tienen”, según informó el Washington Free Beacon.

“Pero como alguien que se ha enfrentado a la cultura de la cancelación de la izquierda radical y ha ganado, mi consejo para una mujer fuerte es este: Sigue adelante, sigue empujando, sigue luchando y sigue ganando”, añadió Loefler.

Por su parte, Blackburn expresó: “Estamos muy contentos de tener a alguien tan exitoso. Quien es tan aplaudida por sus colegas, ya sean de izquierda o de derecha (…) Alguien que aprecie la Constitución, que aprecie el estado de derecho”. 

La senadora de Tennessee que hace parte del Comité Judicial del senado encargado de elegir a Barrett criticó a los demócratas durante una entrevista el pasado domingo en el programa Fox y Friends acusándolos de “demonizar” a Barrett tras asegurar que era una “jurista extrema que diezmará la atención médica”.

“Creo que es muy mezquino por su parte ni siquiera abrir la puerta y sentarse y tener una conversación. Pero … así es como la izquierda trata a las mujeres conservadoras”, añadió Blackburn.

Mientras tanto la senadora Ernst expresó que la nominación de Barrett serviría para que aquellas mujeres jóvenes vieran una oportunidad en la política, especialmente aquellas que quieren ser madres.

Según informó Townhall, El grupo de senadoras republicanas pidieron un reconocimiento hacia el papel que cumpliría la jueza Barrett, señalando que es una mujer que rompió con  las barreras de un campo dominado por hombres, destacando su desempeño en el Tribunal Supremo mientras cuida de sus hijos en edad escolar, una condición que ha sido utilizada por los demócratas para desacreditarla.

Como indica el Washington Free Beacon, en las últimas semanas los senadores republicanos han abogado por la defensa de la recién nombrada juez, como el senador Tom Cotton quien previo al nombramiento de Barrett la semana pasada, estableció una “sala de guerra” para contrarrestar los ataques dirigidos a la nominada de Trump y promoverla.

“Hoy, estoy inaugurando una sala de guerra de emergencia para la Corte Suprema en scotuswarroom.com para ayudar al presidente Trump a cumplir con su deber constitucional de nombrar al próximo juez de la Corte Suprema”, escribió el senador republicano en Twitter.

César Múnera – BLes.com