Redacción BLes– El Departamento de Estado de EE. UU. añadió a su ‘lista negra’ a una empresa cubana de remesas afirmando que se trata de una institución controlada por las Fuerzas Armadas y, como tal, sirve al “aparato represivo” de las autoridades de la isla.

A través de un comunicado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró que American International Services (AIS) y la compañía aliada FINCIMEX cargan tasas y manipulan los mercados de remesas y divisas para favorecer en última instancia al régimen que lidera Miguel Díaz-Canel.

“Las ganancias obtenidas de estas operaciones benefician de forma desproporcionada al Ejército cubano, aumentan la represión de la población y financian las injerencias de Cuba en Venezuela”, explicó el jefe de la diplomacia estadounidense.

En este sentido, afirmó que la población cubana “debería poder recibir fondos de su familia en el exterior sin que vaya a los bolsillos de sus opresores”, por lo que sugirió a los cubanos expatriados que usen otras vías para remitir dinero a la isla.

El Departamento de Estado comunicó que agregar AIS a la Lista de Restricciones de Cuba promueve el objetivo de la administración Trump de “evitar que el ejército cubano controle y se beneficie del flujo de remesas que debería beneficiar al pueblo cubano”.

“El pueblo cubano se merece vivir en libertad y dignidad, capaz de elegir a sus líderes y ganarse la vida por ellos y sus familias”, añadió Pompeo, confiando en que en algún momento “el sueño de la libertad se haga realidad”.

El alto funcionario estadounidense recordó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya ha dejado “claro” que está del lado del pueblo cubano “en su larga lucha por la libertad y contra el régimen comunista en La Habana”.

“Esta acción reducirá la capacidad del régimen para reprimir a su propio pueblo”, reafirmó al respecto Pompeo a través de su cuenta de Twitter.

Como era de esperar, las autoridades comunistas criticaron la medida de la misma manera que lo hicieron tras las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos sobre la isla la semana pasada que prohíben la importación de tabaco y alcohol cubano, así como el alojamiento de ciudadanos estadounidenses en hoteles de la isla.

En este sentido, el lunes 28 de septiembre el Departamento de Estado detalló la extensa lista de alojamientos y hoteles que son propiedad o están controladas por el ejército cubano y que fueron sancionados.

Además, también se publicaron los nombres del resto de las entidades que están alcanzadas por las mencionadas restricciones.

El presidente Trump destacó que estas últimas medidas, que entran en vigencia a partir del 29 de septiembre, se enmarcan en la lucha continua contra la “opresión comunista” que está librando la Casa Blanca, señalando que el Departamento del Tesoro hará efectivas las sanciones contra los turistas que vulneren la normativa aplicada contra el régimen cubano.

Miguel Díaz – BLes.com