Tal como fue advertido, la administración Trump sancionó a empresas ligadas a la explotación de uigures en Xinjiang.

En un comunicado del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, se informó de una nueva medida por parte de la administración Trump que apunta contra los atropellos del régimen chino en materia de derechos humanos. En el informe se detalla que 11 empresas chinas, ligadas a la explotación de la minoría uigur en China, serán sancionadas. 

La Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio agregó a la Lista de Entidades a 11 empresas chinas implicadas en violaciones y abusos de los derechos humanos en la implementación de la campaña de represión, detención arbitraria masiva, trabajo forzado de la República Popular China (RPC) recopilación involuntaria de datos biométricos y análisis genéticos dirigidos a grupos minoritarios musulmanes de la Región Autónoma Uigur de Xinjiang (XUAR)”.

Las empresas que se agregaron a la Lista de Entidades en relación con la práctica del trabajo forzoso que involucra a uigures y otros grupos minoritarios musulmanes en la zona de Xinjiang son:

  • Changji Esquel Textile Co. Ltd.
  • Hefei Bitland Information Technology Co. Ltd.
  • Hefei Meiling Co. Ltd.
  • Hetian Haolin Hair Accessories Co. Ltd.
  • Hetian Taida Apparel Co., Ltd.
  • Grupo KTK
  • Nanjing Synergy Textiles Co. Ltd.
  • Nanchang O-Film Tech
  • Tanyuan Technology Co. Ltd. 
  • Xinjiang Silk Road BGI
  • Beijing Liuhe BGI

Tal como informa en su página web, la Lista de Entidades es un instrumento utilizado por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos para restringir la exportación, reexportación y transferencia (dentro del país) de artículos a personas (individuos, organizaciones y empresas) de las que se crea razonablemente que están involucradas, o plantean un riesgo significativo de estarlo, en actividades contrarias a la seguridad nacional o a los intereses de política exterior de los Estados Unidos. 

“Beijing promueve activamente la práctica reprobable del trabajo forzoso y los sistemas de recogida y análisis de ADN abusivas para reprimir a sus ciudadanos”, el secretario de Comercio Wilbur Ross dijo en el comunicado.

También publicó vía Twitter: “Esta acción asegurará que nuestros bienes y tecnologías no se utilicen en la ofensiva despreciable del Partido Comunista chino contra las minorías musulmanas indefensas”.

Las nuevas sanciones que Estados Unidos aplicó sobre empresas del régimen chino, aumentan el nivel de tensión entre ambas potencias que viene escalando desde que inició la pandemia. El Partido Comunista chino no deja de recibir cuestionamientos por parte de los portavoces de la Administración Trump.

Uno de los reclamos principales es el que refiere a su responsabilidad en la expansión del virus, otro es el cuestionado avance del régimen chino en las aguas del Mar del Sur, que pone en alerta a los países vecinos y en riesgo la libre circulación por las aguas internacionales. Ahora se surge un nuevo capítulo, al sumarse nuevas denuncias respecto a los asesinatos masivos y explotación en centros clandestinos de trabajo forzado de la minoría musulmana uigur.