Las autoridades estadounidenses condenaron la decisión de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, la cual permitió al presidente de ese país, Nayib Bukele, postularse para un segundo mandato consecutivo, según una declaración realizada el domingo por el Departamento de Estado de Estados Unidos, citada por Tass.

“El Gobierno de Estados Unidos condena el fallo del 3 de septiembre de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, la cual permitió la reelección inmediata del presidente en violación de la Constitución de El Salvador. La Constitución de El Salvador prohíbe explícitamente al presidente en ejercicio ser reelegido para un segundo mandato consecutivo”, reza el documento. Según la declaración, en la instancia judicial de EE.UU.

“Este alejamiento de la gobernabilidad democrática daña la relación que EEUU está tratando de mantener con el liderazgo salvadoreño y erosiona aún más la reputación de El Salvador como socio democrático y fidedigno en la región”, manifestó el Departamento de Estado. “EE.UU. pide al presidente Bukele que demuestre su compromiso declarado con los principios democráticos de liderazgo, entre los que se incluyen la separación de poderes y el estado de derecho”, expresó este organismo.

El tribunal más alto de El Salvador dictaminó que el presidente del país puede cumplir dos mandatos consecutivos en el cargo, allanando el camino para que el actual presidente Nayib Bukele se presente a la reelección en 2024.

La decisión fue emitida el pasado viernes por la noche por jueces designados en mayo por el Congreso recién electo del país, que está dominado por el partido de Bukele, después de que los legisladores destituyeron a los magistrados de la sala constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general.
La encargada de negocios de Estados Unidos, Jean Manes, dijo que permitir la reelección inmediata era “claramente contrario a la constitución salvadoreña”, en comentarios a periodistas en la embajada de Estados Unidos en la capital, San Salvador, el sábado, que compartió en Twitter.

“La democracia en El Salvador está al borde del abismo”, escribió en Twitter el domingo José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la división de las Américas de Human Rights Watch.

En mayo, Vivanco escribió un artículo de opinión para el Washington Post luego de la reorganización del máximo tribunal del país, advirtiendo que los esfuerzos de Bukele por concentrar el poder político podrían llevar a El Salvador por el mismo camino que otros países centroamericanos donde la independencia judicial está amenazada, como Nicaragua y Honduras.

María Silva – Miamidiario.com