Redacción BLes– El maestro de una escuela secundaria del condado de Westchester, Nueva York, comenzó su primer día de clases entregando una fotografía sobre el movimiento Black Lives Matter (BLM). En la polémica imagen se compara a los policías con dueños de esclavos y miembros del Ku Klux Klan, generando fuerte indignación en la comunidad educativa.

Acorde a lo informado por New York Post, el maestro de Westlake HS, Christoper Moreno, entregó a sus alumnos de 11º grado un folleto que incluía una serie de dibujos de cinco cuadros. Las primeras tres imágenes muestran a dueños de esclavos y a un miembro del KKK con las rodillas sobre la espalda de hombres negros, con las manos atadas en la espalda. El miembro de KKK también tiene una soga alrededor del cuello del hombre negro.

Las dos últimas imágenes representan a un sheriff y un oficial de policía actual, al igual que las imágenes anteriores, con sus rodillas apoyadas sobre el cuello de un hombre de color y sus manos esposadas en la espalda. El hombre negro está diciendo: “No puedo respirar”. Haciendo clara alusión a lo que dijo George Floyd, cuando el policía Derek Chauvin lo asfixió provocando su posterior muerte y las posteriores protestas violentas de BLM que continúan hasta el día de hoy. 

La madre de uno de los alumnos de esa clase, al ver el material entregado por el profesor a su hija, se llenó de indignación e inmediatamente envió cartas de protesta al superintendente del distrito escolar de Mount Pleasant, Kurt Kotes y al director, Keith Schenker, cuya escuela figura en el distrito.

En contacto con New York Post, Ania Paternostro, la madre del alumno, dijo: “Ya es suficiente. Esta caricatura es inquietante. Tenemos que respetar a los hombres de azul que nos protegen. No necesitamos un maestro que les lave el cerebro a mis hijos. Les enseñaré a mis hijos lo que está bien y lo que está mal”.

El superintendente del distrito escolar Kurt Kotes, ante las polémicas generdas por el caso, decidió escribir una carta a Paternostro y al resto de los padres de la clase, prometiendo realizar una investigación sobre lo sucedido. 

“Quiero asegurarle a la comunidad que el Distrito llevará a cabo una investigación exhaustiva para determinar qué ocurrió exactamente en este salón de clases en particular y qué acción, si es que tomara alguna, se llevará a cabo bajo dichas circunstancias para abordar el asunto de manera apropiada”, dijo en la carta Kotes.

Y agregó: “Una vez que se haya completado la investigación, haremos un seguimiento con la comunidad en la medida necesaria y legalmente apropiada”.

Nicole, la hija de Paternostro, también fue entrevistada por el periódico neoyorquino, a quien le manifestó su preocupación e indignación por el material de trabajo brindado por su docente. La adolescente dijo: “La caricatura es repugnante. Compara a la policía con todas las personas terribles de la historia. No es justo. No está bien”.

Nicole también denunció haber sido intimidada en las redes sociales durante los últimos días, siendo acusada de racista por hacer público el controvertido plan de trabajo presentado unilateralmente por el docente. 

Rob Astorino, un político republicano que se postula para el senado estatal en el distrito de Westchester, dijo al NY Post: “Los padres no envían a sus hijos a la escuela para aprender a odiar a Estados Unidos ni a nuestra policía. Nuestras escuelas deben ser un lugar para el intercambio abierto de ideas, no el adoctrinamiento político. Las narrativas falsas y el lavado de cerebro tienen que terminar”.

Andrés Vacca – BLes.com