Redacción BLesEl jueves 30 de septiembre, el Senado de los Estados Unidos confirmó a Tracy Stone-Manning como directora de la Oficina de Administración de Tierras (BLM por sus siglas en inglés). La designación realizada por el presidente Joe Biden fue cuestionada por los republicanos quienes informaron que la funcionaria está acusada de haber participado en actividades “eco-terroristas”.

Tracy Stone fue nominada por el presidente Biden a comienzos de año para ocupar el cargo de directora del BLM, desde ese entonces comenzó un intenso debate entre los demócratas que apoyaron la designación y republicanos que denunciaron que Stone no debería estar habilitada para ocupar el cargo debido a su ‘historial criminal’.

El Senado confirmó su nominación al cargo en una elección completamente partidaria con un resultado de 50-45. Los senadores republicanos Rand Paul y Jon Cornyn no votaron.

La polémica se desató cuando se dio a conocer que Stone-Manning colaboró ​​con un grupo de ecoterroristas que “pincharon árboles” durante un proceso de venta de madera de la oficina de correos en Idaho cuando Stone era estudiante universitaria. 

Pinchar árboles es una práctica peligrosa e ilegal, que implica clavar una pieza de metal en el tronco de un árbol para sabotear la tala, poniendo en peligro las herramientas de trabajo y el personal que las manipula. 

Además se la acusó de redactar y enviar por correo una carta amenazadora al Servicio Forestal en nombre de los picadores de árboles. 

En 1993, Stone-Manning recibió una carta de un gran jurado federal después de que la novia de uno de los sospechosos se presentara al FBI e identificara a los involucrados en el crimen, reportó Fox News

Luego, con la asesoría de un buen abogado, logró negociar con los fiscales del caso su libertad de culpa a cambio de testimoniar contra sus compañeros, afirman fuentes conocedoras del caso.

Los defensores de Stone-Manning en el senado, argumentan que debería ser perdonada dado que sus acciones presuntamente delictivas fueron realizadas hace muchos años. 

Mientras que aquellos que la critican aseguran que, por más que los crímenes hayan sido cometidos hace muchos años, recientemente cometió otro delito al falsificar, ocultar y encubrir intencionalmente su participación pasada en estos asuntos cuando fue interrogada por el Senado.

El senador republicano John Barrasso, miembro de alto rango de Energía y Recursos Naturales, expresó su fuerte oposición a la nominación de Stone-Manning en declaraciones ante el pleno del Senado diciendo:

“Tracy Stone-Manning le mintió al Comité Senatorial de Energía y Recursos Naturales al afirmar que la punción del árbol era ‘presunta’ y que ella nunca fue investigada. Ahora, tenemos la confirmación de que ninguna de esas cosas es verdad. El presidente Biden debe retirar su nominación”.

También citó declaraciones de Stone-Manning muy polémicas como: 

“Ha escrito artículos y una tesis de posgrado que apoyan la idea del control de la población humana”, dijo Barrasso. “Y hace un año, tuiteó un artículo que su esposo había escrito en el que pedía que se construyeran casas en el bosque, lo que les permitía arder durante los incendios”, continuó diciendo el senador.

El director de BLM tiene una gran responsabilidad, dado que asume la autoridad para tomar decisiones unilaterales sobre cómo se utilizan y administran las tierras federales. También asume el difícil rol de dirigir a varios miles de empleados, incluidos los agentes del orden, muchos de los cuales han prestado años de servicio a la Oficina.

Además es un puesto estratégico para llevar adelante la agenda ecológica que pretende imponer la administración Biden según lo viene anunciando desde su campaña electoral.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.